La ciudad
Martes 21 de Marzo de 2017

Imputan de homicidio al joven que atropelló y mató a una mujer en Pellegrini

El conductor, de 19 años, podría ir a prisión seis años por la figura de "culpa temeraria", que se incluyó con el nuevo Código. El juez negó la excarcelación

El joven de 19 años que el viernes pasado atropelló y mató a una mujer en avenida Pellegrini y Mitre, quedó imputado por el delito de "homicidio culposo agravado por culpa temeraria", que prevé una pena máxima de seis años de prisión. Justamente por la pena en expectativa y por un posible entorpecimiento de la investigación, la fiscalía solicitó además que el muchacho quede detenido con prisión preventiva. La defensa pidió que se tuviera en cuenta que el acusado trabaja, que debe pasar una cuota alimentaria mensual a su hija de 3 años y que al menos le otorgaran una prisión domiciliaria con salidas laborales. Pero el juez Juan Andrés Donnola hizo lugar al pedido del fiscal.

La audiencia tuvo lugar ayer a las 8.30 en una pequeña sala del primer piso de los Tribunales provinciales en la que, además del lugar para las partes, había dos asientos para el público que fueron ocupados por el papá y la mamá de Angel Abraham M., el imputado.

"Pido disculpas por lo sucedido. No tuve la intención de hacer ningún daño", dijo el joven de 19 años, quien dio su versión del siniestro. Durante la audiencia quiso mostrar entereza, pero se quebró más de una vez al encontrarse con la mirada de sus padres.

Angel dijo que no llegó a frenar y que para no chocar contra un auto que estaba frenado, lo esquivó por la izquierda y tomó por la bicisenda que hay junto al cantero central de avenida Pellegrini. Que la víctima, Sabrina Débora Sambito (36), salió de entre los arbustos de cantero y que no pudo esquivarla.

Los argumentos esgrimidos por la fiscal Valeria Piazza para solicitar la imputación se basaron en la "actitud temeraria" del muchacho al conducir. Al hacer su reconstrucción de los hechos, dijo que el viernes pasado cerca de las 19, Angel circulaba en su moto tipo enduro color blanco marca Honda Tornado de 250 centímetros cúbicos en dirección oeste-este y que la primera infracción registrada en la zona fue a la altura de Pellegrini y Corrientes, cuando pasó un semáforo en rojo. Esa acción fue captada por las cámara de seguridad que hay en esa intersección. En las imágenes, dice Piazza, se puede ver como el muchacho avanza en su rodado hasta calle Entre Ríos, cuando se empieza a apreciar la congestión en el tránsito y la moto zigzagueando entre los vehículos.

Avenida comercial

La teoría fiscal del caso es que por la velocidad a la que iba, al cruzar Mitre no pudo frenar detrás de un auto que estaba frenado. "Pellegrini es una vía muy frecuentada y a eso hay que sumar que el viernes se festejaba el Día de San Patricio", dijo Piazza en relación a una fiesta irlandesa incorporada hace no tanto a las celebraciones locales que suele congregar a muchas personas en los bares de ese corredor gastronómico.

Que cuando el joven esquivó el auto para no chocarlo, invadió la bicisenda, un carril que, según está establecido en la ordenanza municipal que rige su funcionamiento, no puede ser utilizado por automotores. Y que después de chocar a Sambito, la moto derrapó y quedó a 30 metros del lugar donde se produjo la colisión, lo que para la fiscalía demuestra la velocidad a la que se desplazaba el joven. Sin embargo, eso será determinado en los próximos días, cuando se obtengan los resultados de las pericias sobre la moto.

El defensor, Maximiliano Special, quiso poner parte de la responsabilidad del siniestro en la víctima, que no cruzó por donde correspondía —la esquina— sino unos metros más adelante, que estaba parada en la bicisenda y salió de repente de entre los arbustos.

La fiscal enmarcó el hecho dentro del delito de "homicidio culposo agravado por la conducción imprudente de un vehículo, omisión de la señalización de un semáforo y culpa temeraria". Esta figura legal fue incorporado hace unos meses en el artículo 84 bis del Código Penal. No hay intensión (dolo) pero tampoco el resultado del accionar es accidental (culposo), sino que se actuó de tal manera en la que se preveía podía producirse un resultado. En este sentido, el código habla de aquellas personas que conduzcan un vehículo a más de 30 kilómetros por encima de la máxima permitida en el lugar del hecho.

Esa figura legal prevé penas de entre 3 y 6 años, por lo que de ser hallado culpable, el imputado podría tener que transitar una condena de cumplimiento efectivo. Por eso, la fiscal sostuvo que existe riesgo de fuga y pidió que se lo mantuviera con prisión preventiva.

La defensa se ubicó en la vereda opuesta y sostuvo que Angel no tienen antecedentes, que está arraigado, que vive con sus padres, que tiene una hija con la que no convive pero a la que pasa una cuota alimentaria todos los meses y que tiene empleo en el sector de la construcción desde hace varios años. Por eso pidió que el muchacho quedara en libertad o, en todo caso, cumpliera un arresto domiciliario con salidas transitorias.

El juez Juan Andrés Donnola hizo lugar al pedido de la fiscalía e impuso prisión preventiva por 45 días, es decir, hasta el próximo 12 de mayo.

Comentarios