La ciudad
Miércoles 30 de Agosto de 2017

Hoy dictan veredicto en el juicio al mecánico acusado de atropellar y matar al cadete

El juicio contra el mecánico Juan Carlos Schmitt llega hoy a su fin. Al mediodía, el Tribunal integrado por Gustavo Pérez Urrechu, Raquel Cosgaya y Rodolfo Zvala dará a conocer su veredicto. Schmitt es juzgado por la muerte de Damián Orgaz, un cadete de 26 años que quedó mutilado y murió tras ser embestido por el mecánico en Río Negro y Campbell en marzo del año pasado. La Fiscalía y la querella pidieron que fuera condenado a diez años de prisión.

El juicio contra el mecánico Juan Carlos Schmitt llega hoy a su fin. Al mediodía, el Tribunal integrado por Gustavo Pérez Urrechu, Raquel Cosgaya y Rodolfo Zvala dará a conocer su veredicto. Schmitt es juzgado por la muerte de Damián Orgaz, un cadete de 26 años que quedó mutilado y murió tras ser embestido por el mecánico en Río Negro y Campbell en marzo del año pasado. La Fiscalía y la querella pidieron que fuera condenado a diez años de prisión.

Schmitt está en el banquillo de los acusados desde el 8 de agosto pasado. El debate oral y público en su contra se extendió durante varias jornadas por las que pasaron más de 20 testigos, entre ellos varios peritos que reconstruyeron la mecánica del siniestro.

Desde la imputación hasta los alegatos de cierre, que fueron el 16 de agosto pasado, la Fiscalía acusó al mecánico por el delito de "homicidio con dolo eventual" y pidió que fuera condenado a 10 años de prisión y 10 de inhabilitación para conducir. La querella acompañó esa acusación.

Según la doctrina, el "dolo eventual" no se da cuando hubo una intensión deliberada de matar, sino cuando quien lleva adelante la acción se representa que, al ejecutarla, puede producir como resultado la muerte de alguien, y sin embargo la lleva a cabo. Para los acusadores el hecho de que Schmitt haya circulado a más de 100 kilómetros por hora en una calle donde la máxima permitida es de 40 km/h y que, además, lo haya hecho en contramano (esa es la hipótesis de la Fiscalía), enmarcan el hecho en ese delito. Varios testigos aseguraron en el debate que no era la primera vez que el mecánico hacía esto: dijeron que desde los '90 probaba, en esa misma arteria, los autos que preparaba para correr picadas.

Pero la defensa de Schmitt entendió que no se puede decir que haya habido "dolo" (intensión) en el accionar del mecánico sino que, en todo caso, se trata de un caso de "homicidio culposo", que conlleva una pena menor.

Comentarios