La ciudad
Miércoles 18 de Enero de 2017

Heridos y detenidos en un desalojo de tierras usurpadas en la zona sudoeste

Fue ayer a la tarde en Avellaneda y Lamadrid. La medida había sido solicitada por el municipio. Hubo corridas y balas de goma

La policía reprimió a vecinos que habían ocupado un terreno en la zona sudoeste. El desalojo fue ordenado por la Municipalidad porque la zona ocupada forma parte del espacio público. Tras la represión detuvieron a jóvenes del barrio. Además, algunos efectivos insultaron y amedrentaron a periodistas para que no sacaran fotos.

"La gente empezó a correr cuando la policía empezó a tirar balas de goma. Quedó una mamá con una criatura a la que se le iban los caballos encima. Yo fui hasta ahí y les pedí que no avanzaran. Nos rodearon entre cuatro y uno desde un caballo me dijo que me callara, que yo estaba usurpando y me empezó a dar latigazos en la espalda".

El relato es de Manuela D., una militante social que quedó con la espalda surcada por los golpes del rebenque tras la ocupación de un terreno ubicado en el cruce de Avellaneda y Lamadrid. Otros vecinos contaron que otro hijo de la mujer a la que Manuela quiso ayudar, fue herido. El chico, de 14 años, quiso acercarse a su mamá y a su hermanito y recibió un balazo de goma a corta distancia en la pierna.

La ocupación comenzó el lunes a las 18, cuando unas 70 familias del barrio Nuestra Señora del Rosario y de la villa La Cariñosa que sufrieron inundaciones se instalaron en Avellaneda y Lamadrid. Según los vecinos, ese terreno está en desuso desde hace más de 20 años. El secretario de Control y Convivencia, Gustavo Zignago, sostuvo que se trata de espacios públicos que corresponden a la vereda de Avellaneda y a terrenos que serán destinados a realizar la doble traza de Lamadrid.

Ayer a las 8, personal de Control Urbano (que depende de esa Secretaría) fue al lugar junto con personal de Comando Radioeléctrico y de la Policía Montada. Hubo corridas y dispararon balas de goma. Las topadoras tiraron abajo las precarias estructuras que habían levantado el día anterior. Los vecinos cortaron avenida de Circunvalación en reclamo por lo ocurrido.

Más tarde, cerca de las 15, un grupo de esos manifestantes quiso volver a ocupar el terreno y la policía volvió al lugar. Vecinos que viven frente al terreno en cuestión y que no participaron de la ocupación remarcaron: "Llegaron tirando contra todos. No les importó que nosotros estábamos en la puerta ni que estaba lleno de nenes". En ese contexto Manuela fue agredida.

El secretario de Gobierno, Gustavo Leone, detalló que durante la tarde recorrieron villa La Cariñosa con los vecinos para dar cuenta de los problemas de anegamiento en la zona y coordinaron futuras reuniones.

La tensión en el barrio crecía a medida que pasaban las horas. Al cierre de esta edición, la policía continuaba custodiando el predio. Cerca de las 17, cuando periodistas y fotógrafos de LaCapital y de otros medios se acercaron hasta allí para cubrir el hecho, fueron insultados por un grupo de policías que les exigieron que no sacaran más fotos, mientras los propios uniformados filmaban con celulares a los trabajadores de prensa.

Frente a los periodistas, la policía detuvo a un joven que pasó junto a ellos en bicicleta. Los vecinos detallaron que momentos antes, un muchacho que vendía helados en un rodado similar, en Castellanos y Aurora, fue apresado del mismo modo.

El fiscal Enrique Paz tomó conocimiento del hecho. Pero el desalojo administrativo fue ordenado por el municipio, que tiene potestad para hacerlo en casos de ocupación de espacios públicos. "Decidimos llevar adelante la remoción con apoyo policial", dijo Zignago.

Desde el Ministerio de Seguridad explicaron que la policía reprimió porque los efectivos fueron agredidos desde las viviendas vecinas.

Comentarios