La ciudad
Miércoles 04 de Octubre de 2017

Hallan en el cuerpo de la bibliotecaria lesiones semejantes a "casos de tortura"

Para los peritos, los golpes recibidos por María de los Angeles Paris en la seccional 10ª fueron "en forma inmediata, previos a su muerte"

Con la realización de una segunda autopsia al cuerpo de María de los Angeles Paris, los familiares de la bibliotecaria hallada sin vida dentro de la comisaría 10ª abrieron una luz de esperanza para que se conozcan las causas de su deceso. Ayer, los familiares adelantaron en un comunicado de prensa que en el cuerpo de la docente "se vislumbraron lesiones ocurridas en vida, en forma inmediata, previas a su muerte, que contribuyeron con el desenlace fatal y que se corresponden con las encontradas habitualmente en los casos de tortura".

Paris fue encontrada en dependencias de la seccional de Alberdi en mayo. Las circunstancias de su muerte siguen siendo polémicas y provocaron versiones encontradas en relación a sus últimas horas de vida.

A primera hora de la mañana de ayer, la autopsia fue acompañada con una concentración en la puerta del Instituto Médico Legal (IML, 3 de Febrero y Avellaneda) a la que se sumaron distintas organizaciones, como la Multisectorial contra la Violencia Institucional y la Asociación del Magisterio de Santa Fe (Amsafé), entre otras organizaciones que apoyan las revisión del expediente.

Guillermo, el hermano de María de los Angeles volvió a dirigir sus críticas contra el médico que realizó la primera autopsia, a quien la familia denunció penalmente por mala praxis.

Guillermo se mostró esperanzado con la labor de la perito de parte, la forense de relieve internacional Virginia Creimer, y el aporte de Cristina Bustos del departamento de Tanatología de la Morgue Judicial de la Corte Suprema de Justicia nacional.

La familia de la bibliotecaria fallecida volvió a lanzar sus críticas contra la Fiscalía de Santa Fe. Se cuestionó la perdida de las prendas de María de los Angeles al momento de su muerte y la tardía entrega del expediente, donde "hay diez hojas que faltan".

"No se allanó la comisaría y se peritaron los celulares de los policías sospechados 20 días después de lo sucedido. Las imágenes de las cámaras tampoco se pueden dilucidar porque están entrecortadas", puntualizó Guilermo para afirmar: "No me cabe la menor duda de que la molieron a golpes en este lugar de detención, creyendo que no le pasaría nada. Confiamos en Dios y en que tendremos Justicia. No pueden ser funcionarios públicos quienes actúan de esta manera".

La opción de una segunda autopsia al cuerpo de la docente hallada en mayo pasado en la seccional de Darragueira 1158 fue valorada como un logro de la lucha conjunta de la familia de Paris, el gremio docente, la Cátedra de Criminología de la Universidad Nacional de Rosario (UNR) y la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH).

Comunicado

En un comunicado de prensa, las organizaciones y los familiares recordaron que Erika Zalazar, hija de María de los Angeles y querellante en la causa había denunciado penalmente a Lucas Kuverling, médico forense del IML, quien llevo adelante la primera autopsia.

En un texto enviado por la familia Paris, a través de su abogado Sebastián Sansevich, se indicó que "esta segunda autopsia, constató lesiones no evidenciadas en la primera necropsia, por falta de aplicación del protocolo de Minnesota, demostrando, cuanto menos, la impericia, negligencia e imprudencia de los profesionales actuantes de la primera medida de prueba".

Elocuencia

El tramo más elocuente expresa que "se vislumbraron lesiones ocurridas en vida, en forma inmediata previas a su muerte, que contribuyeron con el desenlace fatal; dichas lesiones, se corresponden con las encontradas habitualmente en los casos de tortura por el accionar de las fuerzas de seguridad".

Tras los resultados y "nuevas evidencias", se volvió a denunciar la responsabilidad del Estado y que cese la "impunidad".

"Vamos a hacer la autopsia como corresponde y esperamos hallar las lesiones no encontradas en la primera autopsia que, de alguna manera, fueron ocultas por parte de los profesionales actuantes. Está clarísimo que había golpes en el cuerpo", señaló la prestigiosa forense.

Por motivos que se investigan la víctima fue a la comisaría donde la esposaron y luego la encerraron en un cuarto, donde finalmente falleció.

"No me cabe la menor duda de que la molieron a golpes en este lugar de detención, creyendo que no le pasaría nada"

Comentarios