La ciudad
Domingo 06 de Agosto de 2017

Hacer ciencia en el Conicet, una posibilidad que entusiasma a jóvenes

El 80 por ciento de los alumnos secundarios que pasaron por las jornadas del Instituto Max Planck tienen en mente una carrera del área

Si alguno fantaseaba o le inquietaba la posibilidad no sólo de seguir una carrera universitaria, sino de convertirse en científico, la experiencia de pasar por uno de los institutos más prestigiosos del Conicet Rosario y participar del programa Viví Ciencia terminó de convencerlo. La experiencia que el Instituto de Investigaciones para el Descubrimiento de Fármacos de Rosario (Iidefar)-Max Planck con alumnos secundarios de toda la provincia que comparten codo a codo una jornada con científicos locales ya convocó en lo que va del año a más de 150 estudiantes, de los cuales más de mitad aseguró estar evaluando ingresar a una carrera universitaria vinculada a la ciencia, y otro 24 por ciento manifestó ya tener la decisión tomada.

La propuesta del instituto del Conicet que dirige Claudio Fernández comenzó en mayo, una experiencia donde el edificio abre sus puertas cada 15 días a los chicos de toda la provincia. Charlas de divulgación con investigadores y la experimentación en los laboratorios con propuestas vinculadas a la química, la bioquímica y la biofísica, y la biología celular son parte del programa que se desarrolla en cada una de las jornadas y donde los chicos aprenden sobre los métodos, procedimientos y técnicas.

En carrera

Desde mayo pasado, ya fueron más de 150 los alumnos de diferentes escuelas —incluyendo establecimientos tanto públicos como privados de todas las terminalidades—, y casi el 80 por ciento manifestó su interés por una carrera científica.

De ese total, más del 50 por ciento dijo estar evaluando esa posibilidad tras terminar el secundario, mientras que otro 24 dijo tener las decisión ya tomada de seguir ese camino.

"Venir al Max Planck fue increíble porque hicimos todo lo que hace un científico y eso nos ayuda a pensar en estudiar algo vinculado a la ciencia y no caer siempre en lo típico, a buscar nuevas salidas y construir nuestro propio futuro", planteó Franco Bentivegna, de 5º año del Superior de Comercio.

Para los divulgadores, como Daniel Alonso, de la Universidad de Quilmes, "es una experiencia espectacular para que los estudiantes secundarios entren en contacto con la ciencia y el método científico". El referente recalcó: "Los jóvenes entran en contacto con el proceso de investigación y luego van a los laboratorios".

Para muchos alumnos que ya estaban pensando esa chance, el paso por allí terminó de definir sus pasos. "La experiencia me ayudó mucho", contó Alvaro Maynet, del Complejo Educativo Brigadier López, y agregó: "Yo ya tenía pensado seguir una carrera relacionada a la ciencia, pero después de esta experiencia me terminé de convencer. Es algo que me interesa mucho, y estoy muy agradecido por todo lo que me llevo de acá".


Comentarios