La ciudad
Viernes 30 de Diciembre de 2016

Habrá más control en fiestas callejeras para el Año Nuevo

Se convocan por las redes sociales, se realizan en distintos barrios y ya hubo algunos problemas la noche del 25. Se vienen operativos de la GUM

La Municipalidad adelantó que durante la madrugada del 1º de enero se implementarán dispositivos para abordar las fiestas callejeras convocadas por redes sociales en distintos puntos de la ciudad. Desde Control Urbano remarcaron que el sábado pasado se hicieron operativos en dos festejos de Arroyito y uno en barrio Hostal del Sol, donde se evitó que ingresara alcohol y que circularan envases de vidrio. "La reunión de personas en la vía pública no está prohibida. Lo que está prohibido es tomar alcohol en la vía pública, y por eso se confisca", explicó el secretario de Control y Convivencia Ciudadana, Gustavo Zignago. Este domingo se harán controles en lugares donde estiman se realizarán este tipo de eventos.

Según explicó Zignago, este fin de semana se replicará el modelo de control que se aplicó el fin de semana pasado. La repartición municipal reforzará algunos puntos de la ciudad en los que suelen realizarse fiestas callejeras multitudinarias.

Además se reforzará el control el algunos lugares donde, a través de las redes sociales, se está convocando a asistir este domingo a la madrugada.

De acuerdo con el funcionario, durante la madrugada del 25 de diciembre se trabajó preventivamente en dos sitios en los que todos los años suelen realizarse fiestas para Navidad y Año Nuevo."Estuvimos en dos puntos que el año pasado tuvieron algún tipo de complejidad: Iriondo y 9 de Julio, y Lavalle y San Luis. Finalmente, no se hicieron los eventos", subrayó.

Pero además, durante la madrugada del 25 el personal de Control Urbano estuvo presente en tres esquinas de la zona norte donde hubo gran convocatoria y la fiesta callejera se realizó.

Una tuvo lugar en barrio Hostal del Sol (Manuel Gálvez al 1900) y las otras dos en Arroyito (Díaz Vélez y Carrasco, y Reconquista y Tuella).

En estos puntos, personal de Control Urbano y de la Guardia Urbana Municipal (Gum) trabajaron durante la madrugada para filtrar el alcohol que llevaba consigo la gente que llegaba a la fiesta. "Se evitó que ingresara más alcohol", explicó Zignago, quien remarcó que beber alcohol en la calle está prohibido y que por eso se confisca. Además, explicó que se sacaron de circulación los envases de vidrio por seguridad.

Parte del operativo apuntó a controlar que los comercios de la zona no vendieran bebidas alcohólicas después de las 23.

"Este tipo de encuentros tiene que ver con la tradición en algunos barrios", sostuvo Zignago, que cuestionó que la convocatoria se hiciera de forma masiva en redes sociales. "Cuando es así, se multiplica la cantidad de gente que va y se pierde la esencia de la fiesta comunitaria con los vecinos y terminan asistiendo personas sin vínculos profundos con el barrio".

Prevención

El concejal del PRO, Carlos Cardozo, solicitó al Ejecutivo que el año entrante se activen operativos con más anticipación para que las fiestas callejeras no ocurran. "Lo que vemos con estas convocatorias es que comienzan a salirse de cauce y algunas se terminan desmadrando", sostuvo el edil, quien reclamó un operativo de prevención y control para este fin de año.

Cardozo negó estar en contra "de que los chicos se diviertan sanamente en la ciudad y de que se ocupen espacios públicos", pero que hay que tomar las medidas necesarias para "garantizar una diversión segura y la seguridad de los vecinos".

Comentarios