La ciudad
Domingo 29 de Enero de 2017

Fuertes críticas de una edil a la suba del 40 por ciento de Aguas

Norma López sostuvo que se trata de un aumento confiscatorio para los asalariados. Y cruzó al gobierno por las audiencias públicas.

El aumento del 40 por ciento en la tarifa de Aguas Santafesinas que autorizó la provincia para el primer semestre del año, ya cosechó fuertes críticas de la oposición. La concejala Norma López (PJ) planteó que el incremento que pagarán los rosarinos, sumado a subas en los servicios de luz y gas, "representa un aumento confiscatorio del sueldo de los trabajadores". Además, cuestionó la lógica de las audiencias públicas convocadas por el ente regulador, ya que después la autoridad de aplicación no tiene en cuenta sus conclusiones.

   Un día después de conocerse la resolución del Ministerio de Infraestructura provincial que convalidó un aumento desdoblado en el esquema tarifario de Assa, la oposición arremetió contra la medida.

Para la edila kirchnerista, "es vergonzoso que en Santa Fe se siga en la misma política de ajuste que el gobierno nacional y en vez de tratar de proteger a los ciudadanos, el socialismo y sus aliados exprimen los bolsillos y cargan todo el peso tributario sobre los sectores más vulnerables".

   López remarcó que el gobernador autorizó un incremento del 28 por ciento para febrero y otro del 10 para junio, "cuando proyectó una inflación del 17 por ciento en su presupuesto para todo 2017".

   La referente opositora planteó que resulta "irrisorio estar a la vera del río Paraná y pagar un costo altísimo por el consumo del agua" en Rosario y su área metropolitana.

   Además objetó que "todas las gestiones socialistas han hecho una fantochada con la herramienta participativa de las audiencias públicas, denostando los argumentos que ciudadanos y ONG presentan constantemente ante el Enress para evitar los tarifazos".

   Sobre el impacto del incremento, López señaló: "Un trabajador que perciba el salario mínimo vital y móvil ($8.060) deberá destinar el 40 por ciento de su sueldo a pagar impuestos y servicios. Una cifra que ya alcanza los 3 mil pesos".

   "Si pensamos —continuó—que el servicio eléctrico llega a un aumento del 100 por ciento, el de Aguas a un 40, y sumamos el 203 en la factura de gas, más el 55 de TGI y el 30 en API, las cuentas para cualquier familia tipo no cierran", remarcó.

   López enfatizó que "sobran los ejemplos a lo largo y ancho del país de legisladores e intendentes que se han puesto al frente de los reclamos sociales contra de los brutales tarifazos que el gobierno nacional ha establecido en materia de luz, gas y que afecta también la provisión de agua potable".

   "Pero —siguió—en la provincia de Santa Fe y más precisamente en Rosario, el gobierno socialista y sus aliados hicieron poco o nada para alivianar los bolsillos de los rosarinos, no sólo para el consumo, sino también para la producción".

   La representante del PJ cruzó también a la intendenta Mónica Fein. "Sobre la intendenta sigo pesando en su responsabilidad política de no ponerse el frente de los problemas de los rosarinos, de no gestionar ni conseguir beneficios para los más vulnerables. Al parecer no ve ni se entera de los cientos de comercios que van cerrando, de los miles de locales comerciales desocupados y de lo dificultoso que se está convirtiendo que una persona en Rosario tenga acceso a los servicios básicos para una vida digna", disparó.

   "¿Hasta cuándo continuará esto? ¿Qué pasará en el segundo semestre cuando estemos en épocas de campaña electoral? ¿Será allí el momento del salvataje?", remató con ironía.

Comentarios