La ciudad
Domingo 07 de Mayo de 2017

Fiscalía no descarta denunciar a policías por la confusa muerte de la bibliotecaria

El Ministerio Público podría acusar a los agentes que recibieron y esposaron a la docente de la Gurruchaga que falleció en esa seccional.

El Ministerio Público de la Acusación no descarta denunciar penalmente a los agentes policiales de la seccional 10ª que recibieron y esposaron a la docente de la escuela Gurruchaga, que luego falleció en confusas circunstancias en esa comisaría. A diferencia de lo resuelto por el Ministerio de Seguridad, que ya descartó sanciones y negó irregularidades, la Fiscalía está evaluando si corresponde acusar a los uniformados por inconducta en el trato con la bibliotecaria de 45 años que murió el miércoles pasado en esa dependencia policial.

 Según pudo saber La Capital, por estas horas la unidad fiscal a cargo de la investigación del fallecimiento de María de los Angeles Paris está analizando decenas de filmaciones, cámaras de viodeoseguridad y sistematizando los relatos de los testigos.

   "La mayoría de ellos son coincidentes. Notaron a la señora visiblemente alterada por un presunto intento de robo que sufrió. Y hay varias conjeturas sobre las razones de ese estado de ánimo que se están tratando de dilucidar", confiaron fuentes del MPA.

   Oficialmente, la Fiscalía Regional informó que Paris llegó a la seccional del barrio Alberdi pasadas las 21.30 del miércoles diciendo que motochorros le quisieron robar en la calle. De acuerdo al parte oficial dado a conocer por la oficina de prensa, se sostuvo que le tenía pánico a las motos y que se pone muy nerviosa cuando las ve pasar.

   Otro dato que se está analizando por estas horas es si la docente viajó en una unidad del transporte urbano de pasajeros desde otra escuela donde trabajaba, la Técnica 464, rumbo a su casa. Se busca determinar si tuvo algún incidente en ese trayecto.

   En paralelo, se espera que en unos 30 días estén finalizados los estudios toxicológicos practicados sobre el cuerpo de la docente fallecida. Para la fiscalía es clave saber si consumió algún medicamento u otra sustancia.

   Como ya se informó, el informe preliminar de la necropsia arrojó que "no se detectaron lesiones en la zona del cuello y tampoco lesiones internas; y que la causa de fallecimiento en primera instancia sería un paro cardiorrespiratorio posiblemente generado por la ingesta de alguna sustancia".

   En realidad, desde el Instituto Médico Legal confiaron a este diario que sólo se le detectaron "lesiones leves, pero de muy larga data", que no sirven para explicar las razones del deceso.

Hipótesis

Por ahora la investigación seguirá en manos de la Unidad Fiscal de Homicidios, aunque la evidencia recogida remite a una situación de muerte natural. Sin embargo, por haber ocurrido en una dependencia policial y en confusas circunstancias, "no se descarta nada".

   Tanto, que desde el Ministerio Público de la Acusación admitieron que podrían ser denunciados los agentes policiales de la seccional 10ª por inconducta. "Tal vez haber esposado a la señora terminó agudizando la presunta crisis de nervios que tenía, sin que intervenga personal médico", indicaron.

   En ese caso, podría sumarse a la investigación la Oficina Fiscal de Violencia y Corrupción Policial, ante la presunción de que el accionar de los uniformados pudo incidir en el fatal desenlace de la causa.

La mirada de la Fiscalía sobre el asunto es muy distinta a la del Ministerio de Seguridad de la provincia. Desde la cartera que conduce Maximiliano Pullaro descartaron abrir un sumario en Asuntos Internos o aplicar sanciones a los agentes. "No hay elementos" para pensar que pudo haber habido responsabilidad policial", dijeron.

Comentarios