La ciudad
Miércoles 13 de Septiembre de 2017

Fiestas electrónicas: "Rosario encontró un formato de control que dio resultados"

El secretario de Control y Convivencia Ciudadana destacó la respuesta de los organismos y los empresarios locales tras la tragedia de Arroyo Seco

La Municipalidad confirmó que luego de la puesta en práctica del protocolo de seguridad que se implementó en las fiestas electrónicas tras la tragedia de Punta Stage, en Arroyo Seco, los organismos y los empresarios locales han otorgado señales de compromisos confiables y respuestas colectivas positivas en relación a conductas de concientización y también a posturas de prevención.

Desde enero de este año, se llevaron a cabo 20 fiestas electrónicas en la ciudad, que convocaron a más de 43 mil personas, es decir alrededor de 2.150 por show. En ese marco de concurrencia masiva, las autoridades valoran que Rosario pudo mantenerse como plaza musical para este tipo de eventos, "minimizando riesgos" con el respeto y la utilización del protocolo de control y seguridad.

"Sin dudas ha sido un trabajo conjunto que dio resultados satisfactorios", destacó Gustavo Zignago, responsable del área de Control municipal, quien además remarcó que "Rosario encontró un formato que le brindó soluciones a un montón de interrogantes que quedaron luego de la tragedia de Time Warp (Buenos Aires) y de Arroyo Seco. Pudimos evitar circunstancias no deseadas".

Asimismo, el funcionario ponderó que "para llegar a implementar estos controles, hubo una actitud de compromiso municipal, y además se armaron mesas de trabajo permanentes con el empresariado local".

Y subrayó: "También en esta ciudad, y en la provincia, hubo una definición política de no prohibir eventos de este tipo, como sucedió en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires".

"En nuestro caso, multiplicamos la capacidad productiva, de conocimiento técnico, y obtuvimos respuestas en el empresariado y en las áreas de control provincial", explicó el secretario municipal.

Por todo esto, Zignago resaltó que "hemos encontrado un formato de control que nos permite decir que los riesgos en este tipo de eventos fueron minimizados", aunque advirtió que "de todas maneras, el consumo sigue siendo una decisión personal que, seguramente, los controles no pueden hacer desaparecer en forma total".

"Creemos que uno de los mayores aportes se hizo en las tareas de concientización, y que se debe seguir haciendo. La intención es seguir creciendo en la responsabilidad ciudadana de todos los rosarinos, para que las circunstancias no deseadas, no sucedan", comentó el funcionario.

En este escenario, apuntó que tanto la oferta como la demanda de este tipo de shows en la ciudad siguen siendo sostenidas. "En la fiesta del sábado pasado hubo 3.500 personas en Metropolitano. Queda claro que la asistencia sigue siendo importante, y que no ha sido el control un motivo que perjudica una fiesta o un evento de estas características", sostuvo.

En tanto, Zignago reveló que los operativos de Rosario "están siendo mirados por empresarios de otras ciudades del país por el parámetro de referencia que implantó".

"En estos meses, los eventos que vinieron a Buenos Aires, también vieron una plaza rentable en Rosario. Y hubo muchos que vinieron exclusivamente acá, con lo cual entendemos que si comercialmente es viable, también se encuentra en la seguridad y el control elementos que los definen de esa misma manera", remarcó.

Más exigencias

De acuerdo a lo que exige el protocolo de control y seguridad, en cada una de las 20 fiestas electrónicas que se desarrollaron en Rosario hubo asistencia médica, paramédicos dentro del recinto, y también servicio médico fuera del complejo. Según la nueva normativa, por cada mil personas se pide una ambulancia.

En tanto, en las últimas cinco fiestas también se implementaron gazebos, que fueron utilizados como puestos avanzados para poder realizar la primera intervención de los paramédicos dentro del complejo.

Asimismo, por exigencia del protocolo, se colocaron puestos de frutas y también de hidratación. De la misma manera, se garantizó el servicio de provisión de agua durante todo el evento, sin ningún tipo de límite.

También los empresarios estuvieron obligados a contratar promotores de salud (dos si asistían al evento menos de dos mil personas, y cuatro si concurrían más), a manera de mensajes de prevención.

Buena aceptación

"Desde la implementación del protocolo de control y seguridad en la provincia, lo que noto particularmente en Rosario es un grado de aceptación al nivel de los controles propuestos. Y estos controles están funcionando sobre todo porque apuntan a desalentar conductas que atenten contra el evento", remarcó Zignago.


Comentarios