La ciudad
Domingo 03 de Septiembre de 2017

Fein vuelve a tener este mes la facultad de subir el boleto urbano

Para eso, debe estar listo el estudio de costos. La variación sería del 10 por ciento por el alza salarial promedio del semestre y el viaje se iría a $10,70.

Arrancó septiembre y asoma otro aumento del transporte urbano de pasajeros. Este mes, la intendenta Mónica Fein tendrá la facultad de ajustar de manera automática el boleto en base a una ordenanza que aprobó hace dos años el Concejo. Para incrementar la tarifa resta saber el valor real de cada viaje que estima el Ente de la Movilidad con su estudio de costos. Y el tope de la suba estará dado por el alza semestral de los salarios que mide el Indec entre marzo y agosto, que hasta junio ya arrojó 7 por ciento. Una proyección estimada arroja que el incremento no podrá ser superior al 10 por ciento, lo que llevaría la tarifa actual de $9,75 a unos $10,70.

De todos modos, fuentes municipales pusieron en duda que la jefa del Ejecutivo retoque la tarifa del transporte por segunda vez en el año como la autorizaron los concejales. Más tratándose de un año electoral donde la suba del boleto impacta fuerte en los 500 mil rosarinos que usan a diario los colectivos para movilizarse.

Sin embargo, la ordenanza 9.143 sancionada en agosto de 2015 no es de carácter optativa para la Municipalidad, sino más bien imperativa, aunque deja abierta alguna puerta a cierta discrecionalidad al momento de aplicarla.

El peso de la norma

El artículo primero de aquella norma establece que "la tarifa del transporte urbano de pasajeros será actualizada por el Ejecutivo de manera automática los meses de marzo y septiembre de cada año, respetando lo estipulado en el estudio de costos elaborado por el Ente de la Movilidad".

El impedimento para aplicar el ajuste puede radicar en la mora que tiene el directorio del Ente en la aprobación de los últimos estudios de costos del sistema.

El último informe publicado y aprobado por el Ente data de febrero, cuando el boleto real arrojó un valor de $10,90, una breca de $1,15 con la tarifa que rige desde marzo. Con lo cual, hace seis meses que no se aprueban los costos reales actualizados.

Según pudo saber LaCapital, en el directorio del Ente no hay voluntad política de tratar el último estudio de costos, que forzaría a Fein a subir la tarifa del transporte.

Por ahora parece imponerse la mirada política de los directores por encima de la información técnica que suministran los equipos del Ente. El peso político de los integrantes del directorio es insoslayable: lo preside el secretario de Gobierno, Gustavo Leone, y lo integran como directores la secretaria de Movilidad y Transporte, Mónica Alvarado, y la concejala del PRO, Renata Ghilotti.

En las filas oficialistas y de Cambiemos no están interesados en tratar el último estudio de costos para que suba el boleto a menos de dos meses de las elecciones legislativas que renuevan medio Concejo.

Pero las empresas del transporte, en especial la única firma privada, Rosario Bus de Agustín Bermúdez, podría reclamar por la vía administrativa que se cumpla con la normativa vigente y se actualice la tarifa en el transcurso de este mes para no perder recursos.

Tampoco habría que descartar que Bermúdez no levante la voz en aras de seguir en carrera y quedarse con uno de los corredores del nuevo sistema de transporte.

El proceso está en plena licitación y el municipio debe definir en breve a quién adjudica los nuevos recorridos para la próxima década.

Además del estudio de costos, el otro requisito para que el Ejecutivo suba la tarifa radica en la difusión de estadísticas salariales de parte del Indec, que lo viene haciendo con regularidad.

El artículo tercero de la ordenanza que estableció el ajuste automático impulsada por el edil del PJ Osvaldo Miatello fijó que "la adecuación tarifaria en ningún caso podrá superar la variación que, para el semestre anterior, establezca el índice de salarios elaborado mensualmente por el Indec".

Desde marzo a junio inclusive el aumento acumulado promedio entre el sector público y privado dio 7 por ciento. Como las paritarias están impactando en estos meses, es probable que julio y agosto le sumen 3 puntos adicionales, llevando a 10 el índice acumulativo.

De ser así, el municipio tendrá como tope ese porcentaje de suba sobre los $9,75 actuales, lo que llevaría al nuevo boleto a unos $10,70.

Pero para eso, más allá de la norma y los tecnicismos, hace falta voluntad política en plena campaña. De parte del oficialismo y de la primera minoría, el PRO. Por ahora no sobra.

Comentarios