La ciudad
Viernes 17 de Marzo de 2017

Extienden por 30 días el plazo para la licitación de un bar de la costa central

El municipio prorrogó la convocatoria para la explotación del local ubicado en la esquina de Oroño y el río. Sólo se había vendido un pliego

El municipio decidió prorrogar un mes más la licitación para la explotación de un bar en una zona emblemática del área central: Oroño y el río. Hasta ahora se había vendido uno solo de los pliegos que fija cuáles son las condiciones de inversión necesarias para el espacio: un bar y restaurante montado sobre una antigua construcción ferroviaria.

En ese mismo lugar funciona actualmente el bar Patagonia, cuya concesión venció el mes pasado. El local cuenta con unos 235 metros cubiertos, además de un espacio de similares dimensiones que ocupa un deck montado sobre el parque ribereño.

La licitación para renovar este espacio se inició a fines de enero, cuando comenzó la venta de los pliegos para la construcción y explotación de un bar restaurante.

Según se explicó en su momento, el futuro local tendrá una capacidad aproximada de 125 mesas, unos 500 comensales.

Se podrá explotar como bar con amenización musical, pero no se permitirá la figura de confitería bailable.

La propuesta puede incluir también el aprovechamiento del área de estacionamiento lindera, que deberá mantenerse de uso público.

Al mismo tiempo, el concesionario se deberá comprometer a mantener los casi 6 mil metros cuadrados que rodean al edificio ferroviario patrimonial ubicado en el área.

Según los cálculos oficiales, los interesados deberán desembolsar unos 38 millones de pesos para realizar las obras obligatorias que prevé el pliego. El valor del canon para la oferta base será de 184.400 pesos mensuales.

Los interesados

La apertura de los pliegos de la licitación estaba prevista para ayer, sin embargo el municipio decidió extenderla hasta el próximo 18 de abril.

Según explicó el director del área de Concesiones, Guillermo Arbio, sólo un interesado había comprado los pliegos, pero se habían recibido más consultas.

Así, el nuevo plazo intenta sumar ofertas para la explotación del emprendimiento que se extiende en una zona clave de la ciudad, a unos pocos metros del río y del Museo de Arte Contemporáneo (Macro).

En el mundo de los negocios tomó fuerza que uno de los interesados en quedarse con ese espacio sería la empresa Hard Rock Café. En rigor, un grupo de empresarios ya había tratado de instalarse con una franquicia de la marca en la esquina de Oroño y avenida Rivadavia.

Una iniciativa que naufragó después de que surgiera la investigación de la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac) contra los representantes de la franquicia en el país (Hope Funds Holding) por lavado de dinero y evasión fiscal.

En el Concejo Municipal ya surgieron suspicacias en torno a la concesión (ver aparte). Lo cierto es que el nombre de los inversores interesados se conocerá recién en un mes.

El espacio será bar y restaurante, y si bien podrá tener amenización musical, no será bailable

Comentarios