La ciudad
Viernes 10 de Marzo de 2017

Este mes la EPE sube la luz otro 20 por ciento y acumula 62 por ciento en el primer trimestre

Según la provincia, el impacto será de unos 95 pesos mensuales para los clientes residenciales, que se agrega a tres ajustes ya incorporados a la tarifa.

En marzo vuelve a subir la tarifa de la Empresa Provincial de la Energía (EPE), esta vez cerca de un 20 por ciento por la disminución de subsidios nacionales. La compañía energética anunció ayer que desde este mes sus clientes pagarán unos $95 mensuales adicionales en las facturas por el impacto de la decisión de la Casa Rosada. Este incremento se añade al aumento del 15 por ciento aplicado desde enero, al 8 por ciento que entró en vigencia en febrero y otro 19 adicional a partir del 1º de marzo. En total, sólo en el primer trimestre del año la factura subió un 62 por ciento por cuatro tandas de ajuste tarifario.

La EPE confirmó ayer el traslado a sus cuadros tarifarios de la totalidad del aumento que había dispuesto el gobierno nacional, en el nivel mayorista, al comenzar el mes de febrero.

El mes pasado, la compañía energética anunció sólo una parte del impacto tarifario en torno al 8 por ciento por la decisión del gobierno de Mauricio Macri de bajar los subsidios a la energía mayorista.


Embed


Ahora, a través de la resolución Nº 66 completó ese ajuste. Al respecto, la EPE precisó que "el traslado de este nuevo precio de compra trae como consecuencia un incremento que representa $95 mensuales promedio en la tarifa final para los usuarios residenciales más representativos, que son los que consumen bimestralmente entre 300 y hasta 650 kilowatts-hora".

En diálogo con LaCapital, el vocero de la EPE, Hugo Ceré, estimó que este nuevo ajuste implica "cerca de un 20 por ciento adicional en las tarifas, aunque depende de cada categoría y nivel de consumo".

Para una factura bimestral de unos 950 pesos, la próxima boleta que se abone entre mayo y junio, a similares niveles de consumo llegará con un valor final de $1.150.

Desde la Secretaría de Energía remarcaron que "del millón de usuarios residenciales de la EPE, 348.500 acceden a tarifas subsidiadas, de los cuales 80.000 son beneficiarios de la tarifa social provincial, 72.000 tarifa provincial a jubilados, 55.000 tarifa social nacional jubilados y 141.000 con tarifa social nacional".

En ese sentido, apuntaron que "uno de cada tres usuarios cuenta con importantes beneficios a través de alguno de estos tipos de tarifa, cuya actualización de la factura final será de $35 mensuales".

Además, desde la compañía energética recordaron que "los impuestos municipales, provinciales y nacionales que se aplican a la tarifa, representan una tercera parte de la composición de la factura de la EPE".

Acumulación

El nuevo aumento tarifario del 20 por ciento por la caída de subsidios nacionales rige de manera retroactiva al 1º de marzo y se suma a tres ajustes anteriores que ya tuvo la boleta de la EPE este año.

La propia empresa había dispuesto un aumento desdoblado del 34 por ciento por el alza de sus costos internos: 15 por ciento aplicada desde enero de este año y un 19 adicional a partir del 1º de marzo.

En medio de ese proceso, el Ministerio de Energía anunció una reducción progresiva de los subsidios a la generación. Esos incrementos mayoristas, trasladados a la estructura de costos de la EPE ya repercutieron con un alza del 8 por ciento desde febrero, unos $35 mensuales.

La suma de los cuatro ajustes arroja un 62 por ciento de incremento tarifario para los clientes, sólo en el primer trimestre del año. Y puede haber más, ya que en noviembre está previsto que la Casa Rosada reduzca aún más los subsidios al sector, sumando tensión a la onerosa factura de la luz. Al menos así lo planteó el ministro Aranguren el mes pasado.

Resta saber si la presión que la suba de tarifas genera en la inflación no lleva a la gestión de Cambiemos a revisar su política energética, aunque repercuta negativamente en el déficit fiscal.

Comentarios