La ciudad
Domingo 10 de Septiembre de 2017

Este año hubo otra intimidación

Pese a la sanción que adoptó el colegio San José al alumno que hizo una amenaza de bomba en 2016, este año la misma institución recibió otro llamado intimidatorio. Esa advertencia obligó a convocar a Explosivos, personal policial y del municipio para hacer el operativo propio de estos casos. Tras el chequeo de las instalaciones se constató que la amenaza era falsa y que no había riesgo de explosión. Al igual que en el caso ocurrido el año pasado, las autoridades del colegio se contactaron con el 911 para pedirles el número desde donde partió la llamada y así individualizar al autor de la intimidación. Pero esta vez no pudieron: la llamada fue efectuada desde un celular con característica 011 (Buenos Aires) y no pudieron cotejar ese número con la base de datos propia de los familiares de los alumnos.

Comentarios