La ciudad
Lunes 19 de Junio de 2017

Entregan el nuevo edificio de la Justicia Penal y abrirá sus puertas en 4 meses

Finalizada la estructura, el Ejecutivo firmará un convenio con la Corte Suprema santafesina para equiparlo. La Cámara se queda en Tribunales

El ministro de Justicia santafesino Ricardo Silberstein adelantó ayer que el próximo 30 de junio se hará entrega al Poder Judicial del flamante edificio donde funcionará Centro de Justicia Penal en Sarmiento y Virasoro. A su vez, el presidente de la Corte Suprema de Justicia santafesina, Daniel Erbetta, confimó que está prevista la firma de un convenio de aceptación, aunque aclaró que existen otros 120 días de plazo para la instalación del sistema informático, enlace de la base de datos, mobiliario y tabiquería interior. "Es una muy buena noticia, estamos esperanzados y estimamos que para el 30 de octubre se podría estar en funcionamiento", indicó titular del máximo tribunal santafesino.

La inversión del proyecto alcanzó los 280 millones de pesos para darle cabida a los jueces penales, el Servicio Público de la Defensa y el Ministerio Público de la Acusación (MPA). Allí se mudarán los 33 jueces de primera instancia, pero los 12 magistrados de la Cámara de Apelaciones permanecerán en Tribunales.

Las idas y vueltas con la fecha de finalización del edificio parece tener un punto final. El ministro Silberstein confirmó ayer que está programado entregar toda la estructura, en un acto previsto para ese día. Según explicó al funcionario se realizará un convenio con la Corte Suprema provincial para su traspaso formal para a partir de allí se ponga en funcionamiento.

El edificio ya cuenta con todo el espacio público perimetral recuperado y jerarquizado con una moderna plaza cívica. Está compuesto por planta baja, dos niveles altos y un subsuelo semienterrado. La superficie cubierta es de aproximadamente 14.000 metros cuadrados.

El edificio contempla los requerimientos para los Tribunales de Investigación Penal Preparatoria y los Tribunales de Juicio en lo Penal con sus Salas de Audiencias Públicas y Orales, Cámaras Gesell, la Cámara de Apelaciones en lo Penal, el Servicio Público de la Defensa Penal, el Ministerio Público de la Acusación, Alcaidía con boxes para entrevistas y Sala de Reconocimiento.

"La idea es firmar el convenio para esta fecha, que significa la finalización y entrega de la estructura externa e interna. De allí en adelante el Ejecutivo se compromete en un plazo de 120 días a adquirir todo el equipamiento necesario para la puesta en funcionamiento, mobiliario y lo mas importante: el sistema de datos que implicará tomar el data center de Pellegrini y Balcarce y llevarlo hasta Sarmiento y Virasoro por fibra óptica. La Corte se compromete a otorgar todos los recursos técnicos para llevarlo adelante", amplió Erbetta para subrayar: "Es una noticia altamente positiva".

Sin embargo, la Cámara de Apelaciones del fuero desistió de la mudanza. "No quedó espacio para todos. Crecieron las necesidades de las defensorías y el MPA. Se debió elegir entre designar un lugar para los 33 jueces de primera instancia o que fueran los camaristas, porque ambos no entran. Por eso se decidió que los 12 magistrados de segunda instancia queden en Tribunales en sus despachos y con 4 salas de audiencias", confió a LaCapital una alta fuente judicial,

Después de idas y vueltas con funcionarios del gobierno santafesino y de una discusión ya agotada para intentar llevar el fuero completo al nuevo edificio, esta misma fuente judicial acotó: "Se privilegió que los jueces y secretarios de primera instancia tengan sus escritorios porque si bien estamos en un sistema de oralidad, las sentencias deben ser fundadas y en forma escrita".

Las discrepancias habían comenzado con el diseño del edificio y su capacidad a futuro. Una opoción ante el espacio verde que lo rodea y que ya fue puesto en valor, pensar en una ampliación.

Mientras tanto, el presidente del máximo tribunal también confirmó que se mudarán a barrio Hospitales el Colegio de Jueces de Primera Instancia, su oficina de gestión, defensores y el MPA. Mientras que el Colegio de Magistrados de Segunda Instancia permanecerán en los Tribunales, junto a su oficina de gestión.

El espacio liberado en Pellegrini y Balcarce será utilizado para descomprimir varios fueros. Entre ellos, la ampliación de 5 a 10 Defensorías Civiles para pobres, donde habrá salas de lactancia, acondicionadas para la espera.

Comentarios