La ciudad
Miércoles 02 de Agosto de 2017

Entre el vallado de seguridad y el tercer carril

El proyecto para levantar un cerco de rejas antivandálicas de dos kilómetros de largo y tres metros de altura en el acceso a Rosario por la autopista a Córdoba, con el que se apunta a reducir los reiterados robos a los automovilistas en ese ingreso de la ciudad, avanza a paso lento. La inclusión en el presupuesto 2017 del proyecto de ampliar a tres carriles esa zona de la autopista hasta Roldán llevó a tener que recalcular la iniciativa de las rejas, que en un principio iban a estar colocadas para enero pasado.

Las conversaciones con las áreas de Nación llevan su tiempo. Las rejas se prevén montar en los laterales de la autopista Rosario -Córdoba, entre avenida de Circunvalación 25 de Mayo y Wilde, donde se colocarán dos kilómetros de cada lado. Tendrán una separación de 125 milímetros entre ejes de planchuelas y barras verticales de hierros.

La altura total de la reja será de 3,06 metros y estará separada unos 6 centímetros del nivel del suelo. Formarán paneles de un metro que irán unidos entre ellos por cuatro bulones de seguridad tipo "antivandálico" por tramo.

La infraestructura que se pretende instalar es similar a la que colocó el actual presidente Mauricio Macri cuando era jefe de gobierno porteño en la autopista Illia, a la altura de la Villa 31 bis. Ese muro de contención fue colocado en el año 2014 con la intención de mejorar la seguridad vial y morigerar acciones vandálicas sobre los automovilistas.

Comentarios