Tiempos violentos
Martes 30 de Agosto de 2016

Entre críticas, avanza el plan de la intendenta contra el delito

En el Concejo, los presidentes de bloque pasaron a un cuarto intermedio hasta hoy, a las 10. La idea es aprobarlo el jueves

En medio de un cuarto intermedio que se extenderá hasta hoy, a las 10, los titulares de bloques políticos del Concejo Municipal buscan afinar el lápiz para dar una respuesta desde el Palacio Vasallo al flagelo de la inseguridad. Y mientras se amplía el filtro a gran parte de los doce puntos que la intendenta Mónica Fein les giró a los concejales, ayer cobró fuerza la idea de declarar la emergencia en seguridad para Rosario. Además, se consensuó un programa de atención a las víctimas de la inseguridad. Y duras críticas el pedido de designación sin concurso de jueces de Faltas, la colocación del número de patente en el caso do los conductores de motos y la utilización de videocámaras para labrar multas de tránsito.

El primer encuentro en la comisión de Labor Parlamentaria sirvió para ordenar, clasificar e intercambiar información entre las bancadas políticas que pusieron sobre la mesa de negociaciones sus pretensiones y prioridades.

Un día antes de la gran movilización ciudadana a Tribunales y Gobernación exigiendo justicia y seguridad, la intendenta Mónica Fein lanzó 12 puntos para abordar en el marco de un plan de seguridad municipal.

Ayer, entre los pasillos del Vasallo, tanto la designación de jueces de faltas en forma interina y por selección interna (lo que deja a un lado el llamado a concurso tal como expresa la normativa), el código alfanumérico de la patente de motos en los cascos de conductores y las videocámaras para multar infracciones de tránsito, cosecharon los mayores rechazos.

En el primer caso, las críticas opositoras apuntaron al incumplimiento de una ordenanza que Fein había vetado. pero que el Concejo ratificó. La segunda fue criticada por su "incompetencia regulatoria" con el resto del área metropolitana y por ende se solicitó una ley provincial. Y el sistema de videovigilancia puesto al servicio de infracciones, como los cruces en rojo de semáforos, fueron cuestionados por "su afán recaudatorio y fuera de contexto".

En cuanto a nuevas exigencias para la habilitación de corralones, talleres mecánicos, locales de venta de celulares y emprendimientos de diversión nocturnos, varias bancadas pretenden extender los requisitos a otros rubros más "sensibles" como las concesionarias de autos y las financieras, como pretende el edil opositor Eduardo Toniolli.

Y también se insistió en que el Ejecutivo cumpla con lo ya aprobado, y no se generen "falsas expectativas" con las atribuciones que cuenta la órbita municipal para un problema de directa competencia provincial, como lo es el abordaje de la seguridad ciudadana.

Mucho de lo que se apruebe este jueves dependerá la nueva reunión prevista para hoy, a las 10, en Labor Parlamentaria. Cabe recordar que proyectos de ordenanza tratados sobre tablas deberán reunir las dos terceras partes de los votos del cuerpo deliberativo para que pasen a su reglamentación.

De esta forma, entre hoy y mañana se analizará el mensaje del Ejecutivo y un conjunto de 40 iniciativas. El jueves se tratarán exclusivamente los temas de la agenda consensuada por Labor Parlamentaria.

Cámaras, en la mira. Desde el PRO, su titular de bancada, Alejandro Rosselló, criticó el afán recaudatorio de las multas por videocámaras y aseguró que la exigencia de cascos con la patente de las motos "genera incongruencia y deberá aprobarse el proyecto provincial de la diputada Alejandra Vucasovich".

El macrismo tiene en carpeta la creación de la Secretaría municipal de Seguridad, un padrón para la compra de chips para celulares y la creación de un sistema de localización de motos robadas por georeferencia.

Desde el socialismo, el presidente del bloque, Horacio Ghirardi, se comprometió a defender y avalar el mensaje de Fein. Advertido de los rechazos que cosechó tanto multas por cámaras como los cascos identificatorios, el edil aseguró que "se apelará a los consensos necesarios" y estimó que el plantel de los 28 jueces de faltas municipales deberá estar reforzado con otros "8 a 10 nuevos jueces que emanen por selección interna, ya que hace falta descomprimir el funcionamiento del Tribunal".

Desde Compromiso con Rosario, Osvaldo Miatello agregó su idea de controlar las patentes de los coches que ingresen a las playas de estacionamiento para verificar si alguna tiene pedido de captura, para luego aclarar las responsabilidades en este tema. "Desde el Concejo podemos operar en intervenciones parciales. La política en seguridad está en manos de la provincia, al igual que la tropa de 21 mil policías que pareciera que hoy están sin control".

Desde el ARI, y aliado al socialismo, Carlos Comi salió al cruce de todos sus colegas que ven un afán recaudatorio en las multas por videocámaras. "Que las multas se destinen al Hospital de Niños. En cualquier ciudad del mundo si alguien cruza en rojo se le aplica una multa".

Desde el cavallerismo, Lorena Giménez Belegni pedirá que se cumpla con el proyecto de control de las economías del delito y se sancione la norma que regula las empresas de seguridad privada.

Y la concejala kirchnerista Norma López, señaló que "más que designar jueces de faltas hacen falta inspectores con capacidad y formación técnica para detectar irregularidades".

López les pidió a sus pares centrarse no en un eje sancionatorio sino en uno preventivo.

"Se generó una expectativa muy grande. El Concejo Municipal no podrá resolver todo y menos sino hay compromiso de sostenimiento en el tiempo de los controles, porque podemos contar con herramientas que están; pero que no se cumplen", aseguró la edila kirchnerista.

Comentarios