La ciudad
Jueves 20 de Julio de 2017

En un año, los robos con motos bajaron 33,5 por ciento en Rosario

La provincia atribuye esta disminución a la fiscalización coordinada con Tránsito del municipio y las fuerzas de seguridad federales

En el último año los robos cometidos por personas que viajaban en moto en Rosario se redujeron un 33,5 por ciento. Según datos oficiales de la Policía de Investigaciones (PDI), entre enero y mayo de 2016 se denunciaron 548 casos de robos y robos calificados en la ciudad bajo esta modalidad. Doce meses después, hasta mayo del año en curso, la cifra se redujo a 365 casos. El secretario de Seguridad Pública de Santa Fe, Omar Pereyra, atribuyó la baja en estos indicadores "a los controles coordinados con la Municipalidad y las fuerzas federales que se intensificaron en los últimos meses hacia las personas que se transportan en motocicleta".

La disminución de esta modalidad de atraco generó un incipiente corrimiento del delito. En el Ministerio de Seguridad estiman que muchos de los robos que se producían en la calle con motos ahora se trasladaron a los colectivos del transporte urbano de pasajeros.

Por esa razón, desde la cartera que conduce el ministro Maximiliano Pullaro anunciaron que se reforzaron los controles a los colectivos, en especial en sus recorridos por barrios alejados del centro (ver aparte).

Los datos a los que accedió La Capital son más contundentes que otros indicadores sobre violencia urbana difundidos por este diario días atrás: en el primer semestre bajaron 25,7 por ciento los homicidios y un 28 por ciento los heridos de bala respecto al mismo período del año pasado.

En 2016 hubo en el departamento Rosario un total de 109 homicidios dolosos en los primeros seis meses, mientras que en el mismo período del año en curso la cifra bajó a 81.

En el caso de los robos perpetrados por personas que se trasladaban en moto, el acumulado a mayo de 2016 se contabilizaron 346 robos y 202 calificados. Un total de 548 casos.

Un año más tarde, en mayo pasado los robos acumulados mediante el uso de motocicleta fueron 241 y otros 124 calificados por el uso de armas de fuego. La cifra global del quinto mes de 2017 fue de 365 casos, un 33,5 por ciento menos que un año atrás.

En paralelo, desde enero hasta mediados de julio la policía secuestró 330 motos que tenían captura vigente en distintos procedimientos realizados en distintos puntos de la ciudad.

Los vehículos con pedido de captura son secuestrados por la fuerza policial. Ante cualquier otra contravención administrativa (falta de documentación respaldatoria o vencida, circular sin casco o bien alcoholemia positiva), son los inspectores municipales de Tránsito quienes disponen la remisión del rodado al corralón.

Al respecto, el municipio informó que en el mes de junio fueron remitidas al depósito comunal unas 1.018 motos por diversas irregularidades sobre un total de 2.323 remisiones de rodados.

Para Pereyra, los robos cometidos por personas que viajaban en moto "bajaron sensiblemente después de un pico que hubo en el año 2013, como el resto de los indicadores de violencia, en especial por la intensificación de los controles".

En ese sentido, el secretario de Seguridad Pública de Santa Fe destacó que en el último año se logró "una mayor coordinación en los operativos entre la Municipalidad de Rosario, la policía provincial y las fuerzas federales".

"Los resultados de estos operativos conjuntos en los accesos, barrios, avenidas muy transitadas y espacios públicos son muy alentadores y están a la vista de todos", agregó.

Pereyra remarcó que al interior de la fuerza policial también hubo un cambio significativo. "Desde que asumimos en diciembre de 2015 no sólo aumentamos los patrullajes hasta duplicarlos, sino que además pasamos de un modelo de operativos rígidos a uno dinámico", precisó.

Para el funcionario "la clave pasó por promover rotaciones, cambiar metodologías y zonas de patrullajes para no ser previsibles y generar impacto y efectividad".

Comentarios