La ciudad
Jueves 02 de Febrero de 2017

"En Rosario se maneja muy mal y no se respeta a las bicicletas"

Luego del fallecimiento de una mujer, en Corrientes y Santa Fe, referentes de agrupaciones de ciclistas reclaman mejores condiciones.

Tras la muerte de una mujer de 40 años que fue atropellada el lunes pasado por un colectivo de la línea 107 mientras circulaba en bicicleta por la céntrica esquina de Corrientes y Santa Fe, ciclistas exigieron un replanteo de la situación general del tránsito en la ciudad. Se sienten "muy expuestos" como uno de los eslabones más débiles en esa cadena de funcionamiento urbano. Denuncian que "en Rosario se maneja muy mal" y que "hay una conducta de muy poco respeto" hacia los otros.

Si bien reconocen que la infraestructura para las bicicletas se amplió considerablemente en la ciudad, con mayor cantidad de ciclovías y el positivo aporte del sistema público de bicicletas, y que más gente se acercó a la actividad; de la misma manera remarcan que "no es buena la calidad de esa infraestructura", que "hay muchos baches" que conspiran contra el tránsito de los rodados, y que la conducta de la mayoría de los rosarinos en las calles "no ayuda en nada a tener un marco de respeto y convivencia".

"La verdad es que desde el punto de vista de la bicicleta, el tránsito es un auténtico desastre. El conductor rosarino no respeta para nada al ciclista. Hay muchos autos que parecen querer pasarte por encima. Si no pasan más accidentes, es por casualidad", exclamó Mariano Quinteros, referente de uno de los grupos de ciclistas en la ciudad.

Y comentó: "Es muy difícil andar en bicicleta por la ciudad. Hay motos, cadetes y autos que se meten permanentemente en las ciclovías. Los autos no respetan nada y muchos se quedan en doble fila, te abren la puerta sin mirar a cada rato, te pasan fino, no te frenan, o frenan al límite y el ciclista no sabe si va a pasar o frenar. Hay algunos que van con una rueda en la ciclovía y otra en la calle. Es un desastre", se quejó Quinteros.

"Con lo que pasa día a día en las calles, queda claro que el rosarino no tiene en cuenta a las ciclovías. Evidentemente, es toda una cuestión de conducta. No hay respeto por la bicicleta", subrayó, y reclamó que "los agentes de tránsito deberían estar más atentos a estas situaciones".

Problemática compleja

"Sin dudas es una problemática muy compleja de abordar. Acá hay que analizar el comportamiento de las bicicletas en Rosario, pero sobre todo el comportamientos de los otros actores del tránsito en la ciudad", señaló Gabriel Milanese, de la agrupación Rosario en Bici, quien destacó que "hay muchas cosas bien hechas en la ciudad, pero hasta ahora son sólo un paso en una buena dirección".

"Me parece que la clave pasa por usar racionalmente lo que tenemos al alcance de nuestras manos. Todos tenemos que reconocer que somos parte del problema del tránsito", se encargó de agregar el ciclista.

Sobre las ciclovías, Milanese sostuvo que "hay que analizar cada tramo, cada calle y cada elemento físico de separación en particular". Y explicó: "Por ejemplo, el cordón de cemento que colocaron en el microcentro, está bien. Pero el ancho que le destinaron a las bicicletas es insuficiente. Y a veces se toma el cordón cuneta como parte de la ciclovía, y eso es un plano inclinado, muy peligroso para andar en bicicleta".

Asimismo criticó "el estado de las calles en general", y resaltó que "hay muchas ciclovías en Rosario, pero la calidad de esa infraestructura no es buena. Hay muchos baches y muchos relevamientos de las organizaciones que después suben a las redes sociales para que los ciclistas puedan estar debidamente prevenidos".

"La verdad es que en Rosario se maneja muy mal. Por eso hay que bajar la locura que se vive en las calles", enfatizó.


Piden separación física de ciclovías

La concejala Renata Ghilotti (Unión PRO) le exigió al municipio "la inmediata implementación de separadores físicos en bicisendas para proteger la integridad de los ciclistas, promover el uso de la bicicleta como medio de movilidad sustentable y también para impedir que las motos utilicen las ciclovías". La iniciativa apunta a la avenidas y calles en las que la velocidad supere los 40 km/h. Solicitó además que "se instale separación física mediante pretiles de caucho, bochas de material sintético o cemento, o cordones de cemento".

Comentarios