Tetazo
Domingo 05 de Febrero de 2017

En La Florida defienden el topless y piden que nadie "se escandalice"

El responsable del balneario, Lucas de la Torre, hasta recordó un día en que dos mujeres lo practicaron allí sin ningún inconveniente.

"Que una mujer haga topless no debería generar ningún problema, ni a la moral pública, ni escandalizar a nadie. Muchas veces los prejuicios están más en quien mira, que en quien realiza esta práctica. No nos parece que constituya nada grave, menos en un espacio de playa". Con esta aggiornada invitación a la reflexión, con este razonamiento de fácil comprensión y una contundente fuerza persuasiva, Lucas de la Torre, presidente del corredor La Florida, se refirió a la polémica que se desató hace unos días en las arenas de Necochea, donde alrededor de 20 agentes de la policía y 6 patrulleros obligaron a cubrirse a tres mujeres que estaban haciendo topless.

   "La verdad es que me pareció desmedida y exagerada la manera en la que se abordó el tema en Necochea, con tanta presencia policial y de patrulleros para una situación que, a nuestro entender, no significa una ofensa ni un delito, ni una actitud que requiera una sanción, en ese caso fue con una intervención policial", comentó De la Torre.

   Tratando de establecer paralelismos entre este hecho en Necochea y esta ciudad, el funcionario confió que "en Rosario no está prohibido hacer topless. Lo que está prohibido y sancionado es la exhibición obscena, y cualquier tipo de provocación sexual en un espacio público. Eso es cruzar el límite, pero entendemos que esta situación de que una mujer descubra su pecho, ya sea para la lactancia o para tomar sol en una playa, no genera ningún tipo de escándalo hacia el entorno que la rodea".

   Profundizando con prudencia, sensatez y la experiencia que adquirió en el puesto que le toca desempeñar, De la Torre destacó que entiende "que hay posiciones encontradas y diferentes miradas sobre este tema. Pero me parece que tenemos que entender que esto no afecta, no ofende ni lastima a nadie. No genera ningún tipo de situación desagradable para nadie. Debería ser una situación normal, como es en muchos lugares del mundo. Es sólo una mujer que toma sol con el pecho descubierto. No debe escandalizar a nadie".

Antecedente local

Consultado sobre si alguna vez pasó algo similar bajo su supervisión en el corredor La Florida, De la Torre contó que "hubo una situación así, alrededor de cuatro años atrás. Eran dos mujeres españolas que vinieron a conocer Rosario e hicieron topless en La Florida. Me acuerdo que fue un mes de diciembre de 2013 y nadie se escandalizó. La playa estaba bastante concurrida y no pasó nada. Sólo fue algo anecdótico, por la rareza de alguien que se animó a hacer topless en una playa en Rosario. No pasó nada, y eso estuvo bueno", recordó.

   Al momento de analizar la normativa que rige en las playas de Rosario, explicó que "el Código de Faltas lo que tipifica es la exhibición obscena, que tiene también un carácter subjetivo. Igual, nosotros entendemos que una mujer en topless no representa una exhibición obscena, no es nada que roce lo sexual o lo provocativo. Sólo es una mujer intentando broncearse".

   Vale recordar que en 2008 hubo un parador en la isla que permitía hacer topless. La iniciativa no tuvo mucho éxito y la apuesta no cubrió las expectativas de los impulsores. Evidentemente, al rosarino le cuesta abrirse a este tipo de cuestiones. Más allá de eso, De la Torre se encargó de resaltar que, desde su perspectiva, "como sociedad, estamos creciendo".

   Y argumentó: "Hay cuestiones que deberían haber sido siempre parte de la normalidad de nuestra vida en convivencia ciudadana, y que hoy ya son prácticas aceptadas. Y me parece que vamos en camino a superar la visión retrógrada de mucha gente. Estos gestos servirán para seguir dando pasos adelante para las nuevas generaciones de rosarinos. Nos tenemos que dar cuenta de que ante este tipo de situaciones, no hay que verlo con gravedad, ni preocupación, ni hacer escándalos".

   "Desde lo que yo veo todos los días en La Florida, entiendo que estamos creciendo y eso está bueno. Me parece que como sociedad nos sacamos un montón de prejuicios. Y eso se nota en el espacio de playa, donde cada uno disfruta a su manera, sin importar las miradas, los cuerpos, si son gordos, flacos, bajos o altos. Hoy estamos con mucho más soltura y eso está muy bueno. Nos da la pauta de que vamos en el camino correcto", subrayó.

Comentarios