La ciudad
Sábado 24 de Junio de 2017

En el Poli y el Superior los padres temen que sus hijos pierdan el año

Estos colegios, al igual que la Agrotécnica de Casilda, dependen de la UNR, cuyos docentes votaron no comenzar el segundo cuatrimestre.

La decisión de todos los gremios de profesores universitarios del país nucleados en Conadu de no comenzar con el dictado del segundo cuatrimestre, encendió el alerta en la comunidad educativa de las escuelas que dependen de la Universidad Nacional de Rosario (UNR). Un grupo de padres autoconvocados del Instituto Politécnico comenzó a movilizarse con pedidos ante el gobierno nacional y el gremio, y temen que sus hijos pierdan el ciclo lectivo. Durante el primer cuatrimestre no se dictó más del 30 por ciento de las clases.

El jueves por la noche, y en el marco de las resoluciones de Conadu, el gremio en Rosario (Coad) resolvió por el 76 por ciento de los votos suspender el comienzo del segundo cuatrimestre en las 12 facultades de la UNR y en las tres escuelas preuniversitarias (Superior de Comercio, Politécnico y Agrotécnica de Casilda). La medida deberá ser confirmada en un plenario nacional en julio.

A la discontinuidad en el dictado de clases se agregaron 11 amenazas de bomba que provocaron interrupciones parciales de las clases en el Poli.

Si hasta anteayer un grupo importante de padres soportaba las medidas de fuerza como forma de apuntalar la lucha docente y a su vez apostar a una resolución inmediata, con la votación de Conadu muchos ya están movilizados.

Armando Mujica es vocero de este "colectivo" que suma más adherentes cada día. "Es impresionante cómo se llenó el grupo de WhattsApp de padres que sugieren propuestas y se conectan con nosotros", reveló.

"El derecho al trabajo se está llevando puesto el derecho a la educación, pese a que existen varios artículos que la consagran en la Constitución. El servicio educativo no se puede cortar . Cuando los médicos paran hay guardias mínimas", argumentó Mujica.

Este grupo de autoconvocados, también le apuntó a la falta de compromiso de funcionarios. "Albor Cantard (candidato que encabeza una de las listas a diputados nacionales de Cambiemos por Santa Fe), secretario de Políticas Universitarias, y el ministro Esteban Bullrich, ambos tienen una cuota de responsabilidad en esto. Se quieren ir de una función dejando un gran problema sin resolver. Pero también hablamos con Coad para que diera una tregua por 30 días y la negaron. Estamos de acuerdo con que los profesores ganen un sueldo digno, pero pedimos que se busque otra forma de protestar", enfatizó.

El peregrinar de los padres no dejó puerta sin golpear. Primero fueron a la Defensoría de Niños y Adolescentes de la provincia, luego a la Defensoría del Pueblo de la Nación y hasta le mandaron una carta al presidente Mauricio Macri. En todas las gestiones se solicitó una mesa de diálogo entre las partes para encontrar otra modalidad de lucha en las secundarias que no sea la interrupción de las clases. "Ninguno reaccionó", señalaron.

Para los padres las culpas se reparten de uno y otro lado. "El gobierno tiene una responsabilidad importante porque dejó pasar mucho el tiempo y el gremio hizo paro antes de las paritarias", razonó un papá.

Mujica cargó contra los dirigentes locales "que quieren ser los más combativos de todos" y consideró que las clases públicas que se arman en una huelga "son propaganda política y nunca el dictado de contenidos curriculares".

Fabián es padre de un alumno de segundo año del Poli. Es peón de taxi y con orgullo afirma que el ingreso a la institución "es para que mi hijo pueda superarme y tenga un mejor porvenir". Ante la discontinuidad en el dictado de clases, no le quedó otra que contratar un profesor particular.

"Cada clase me cuesta 300 pesos, son 900 a la semana. No comprendo cómo se defiende la escuela pública y se daña a los alumnos", dice con preocupación y agrega: "Ojo que el docente que falta a la Universidad pública, da clase en la privada. Nosotros no estamos en contra del docente sino en la forma de reclamar, ganan mal y lo sabemos; pero una cosa es un chico de 14 años y otro de 23 en una facultad".

La crítica también fue al gobierno. "Los funcionarios mandan a sus hijos a los colegios privados, su vida está resuelta. Pero acá hay dos que se pelean y mi hijo paga las consecuencias", dice Fabián ofuscado.

Admiten que el paro recorta contenidos

El presidente del Centro de Estudiantes del Instituto Politécnico, Agustín Riccardi, admitió que la modalidad del paro deteriora la calidad educativa. "Los contenidos de por sí, se van recortando. Hay contenidos que se terminan perdiendo, pero en general no son los que luego resultan correlativos para el año siguiente", aclaró el dirigente estudiantil. Al menos dos profesores particulares consultados admitieron que creció el número de alumnos a raíz de las medidas de fuerza.

   Riccardi se mostró un férreo defensor del reclamo de los profesores universitarios nucleados en Coad, pero a la hora de explicar cómo impactan las huelgas en el ciclo lectivo debió admitir que existe un saldo negativo. "Cuando hay paro se recortan los contenidos. Si se tiene que dar matemática, en vez de 10 temas se dan 8, y los dos que no se explicaron se recortan y no se evalúan. Supongo que hay un deterioro, pero aún así, la cantidad de contenidos es mayor al resto de las escuelas", afirmó.

   El joven también explicó que existen muchos alumnos que van a clases particulares de apoyo por la que se abonan 300 pesos cada una, pero aclaró que todos tienen la opción de las clases de consulta que dictan los profesores del Poli, si bien aclaró que no son lo mismo. "No creo que perdamos el año, pero me preocupa la pérdida de horas. Será un problema en el segundo cuatrimestre, porque el gobierno no tiene intenciones de cambiar su actitud. Por ahora hay casi un mes para negociar", dijo Riccardi.╠

   Uno de los padres consultados, admitió que envía a su hijo a clases particulares de Informática por las que paga 400 pesos cada una. Natalia Torti es ingeniera tiene hecho el profesorado y prepara alumnos particulares en química,matemática y física tanto del Poli como de las facultades. Cada hora representa 130 pesos. "Los chicos me dicen que no tuvieron clase o que dieron muy poco los contenidos", le dijo a este diario.

Comentarios