La ciudad
Miércoles 26 de Julio de 2017

En el Mercado de Productores dicen que no deben controlar las verduras

Lo aseguraron sus referentes tras el debate que se generó por el hallazgo de agroquímicos prohibidos en hortalizas y frutas de la región

Tras el debate generado por la detección de agroquímicos prohibidos, mal utilizados o aplicados en dosis por encima de las toleradas en verduras y frutas de la región, desde el Mercado de Productores de Rosario salieron a aclarar que esa entidad "no funciona como organismo de control", una responsabilidad que —según indicaron— recae sobre los diferentes niveles del Estado a través de organismos como el Instituto del Alimento local, la Agencia Santafesina de Seguridad Alimentaria (Assal) y el Senasa (nacional).

Así lo afirmó Gustavo Suleta, administrador de ese lugar, quien admitió que la cifra —informada por la provincia— del 30 por ciento de productos que presentan irregularidades respecto a la presencia de agroquímicos "es importante", aunque agregó que el mercado "ni se entera de los resultados de esos análisis" que la Assal luego deriva al Ministerio de la Producción provincial.

"El 30 por ciento de irregularidades es mucho, es importante, a los mercados no se nos informa los resultados de las muestras porque ese dato va al Ministerio de la Producción y no sé cómo se resolverá, pero me resulta llamativo que no se haga nada".

"Los mercados como administración no somos organismos de control, aunque si nos caben algunas responsabilidades en cuanto a inocuidad y formas de comercialización" dijo Suleta, quien detalló que los técnicos de la Assal y del Instituto del Alimento van a realizar controles al mercado cada 15 días, mientras que las visitas del Senasa son menos frecuentes ("cada dos o tres meses").

"La comercialización está siendo observada de manera permanente" dijo, para agregar que en los casos en los que aparece mercadería con inconvenientes en relación a los agroquímicos, en el mercado "ni se enteran"; ya que los organismos de control no les informan los resultados de los análisis.

Suleta subrayó que si se detectan irregularidades, la Assal pasa esa información directamente al Ministerio de Producción, algo que consideró "correcto" ya que esa cartera es la encargada de corregir esos problemas con los productores.

De todas formas, resaltó que lo que se comercializa por vías formales "está siendo observado", aunque tanto por falta de espacio como de tiempo es imposible controlar "toda la mercadería todo el tiempo".

También afirmó que los productores que trabajan con ese mercado disponen del listado de agroquímicos autorizados por Senasa al cual adhiere la Assal, por lo que si surgen problemas también hay que bucear en la responsabilidad de ese primer eslabón productivo.

"Uno supone que ellos trabajan según ese listado, que también monitorea el ministerio de la Producción. Pero no somos nosotros quienes controlamos eso", agregó.

Informalidad

Suleta destacó la informalidad que suele atravesar al sector frutihortícola, más que nada en relación a las bocas de venta. "Puede pasar que en alguna verdulería haya mercadería que no provenga del mercado, sino de otros galpones o de repartos directos. En ese caso no sabemos si esa mercadería está siendo monitoreada".

El directivo resaltó que "no hace falta ser un gran analista" para ver la proliferación de puestos callejeros, una práctica que se multiplica en época de economía áspera y problemas de empleo como la actual.

En ese punto pidió que se haga un esfuerzo para que las frutas y verduras "pasen por los mercados concentradores", donde tanto el precio como la calidad son más fáciles de controlar. "Si toda la mercadería pasa por acá se controla más fácil, y el precio se autoregula".

Suleta expresó que desde el mercado de concentración le han pedido al Estado que refuerce los controles sobre la venta informal o callejera, con "poca respuesta" hasta el momento.

"Esto también tiene que ver con la crisis, porque una verdulería es un negocio que se monta fácil, compras un poco de mercadería y se arma en cualquier lugar. Por eso es importante que el consumidor aprenda a comprar en lugares habilitados, todos debemos ser responsables con esto", concluyó.

"Los mercados no

somos organismos de control, eso le

corresponde a

organismos del Estado"

Comentarios