La ciudad
Domingo 25 de Junio de 2017

En el año los aranceles subieron un 22 por ciento

Los aranceles que se cobran en los consultorios odontológicos no están regulados, pero tienen como referencia un listado de valores sugeridos por el colegio que nuclea a los profesionales. El último nomenclador contempla aumentos que rondan el 22 por ciento. El valor de una consulta se fija en $ 390, la obturación de una caries en $ 800 y un tratamiento de conducto, $ 2.500. El arancel de la cirugía para un implante , en tanto, $13.000. Los valores surgen de un pormenorizado estudio de costos que realiza en Colegio de Odontólogos en base a una metodología propuesta por la federación de colegios profesionales y las universidades nacionales de Rosario y del Litoral, que analiza los costos fijos, insumos y honorarios para cada tratamiento. El nomenclador es orientativo y, según reconocen en el mismo colegio, no todos los odontólogos pueden sostener los mismos aranceles. "Se tienen que adecuar a los pacientes que atienden", señala el secretario del área de asuntos laborales y gremiales del Colegio de Odontólogos, Gerardo García de la Cruz, y advierte que en esa negociación "los profesionales terminan resignando sus honorarios. El último listado de aranceles tiene el aumento promedio en las prestaciones del 22 por ciento. Y no fue el incremento del precio de los insumos lo que empujó el alza, sino los costos fijos de mantener el consultorio. "Lo que más incide —explica— es el precio de los alquileres, los salarios de empleados de limpieza y administrativos y las tarifas de los servicios públicos como la luz, el gas y el agua".

Comentarios