La ciudad
Miércoles 29 de Marzo de 2017

En dos semanas los casos de dengue autóctono llegaron a treinta y cuatro

Hoy se hará un operativo de bloqueo sanitario y concientización en 9 manzanas alrededor de Buenos Aires y Rueda, y Mitre y Rueda

A dos semanas exactas de que se confirmara el primer caso de dengue autóctono este año en Rosario, ayer los cuadros ya llegaban a 34 en la ciudad, todos concentrados en la zona centro-sur, más otros dos contraídos por personas que viajaron. En el radio donde viven los infectados hoy se llevará adelante el tercer operativo de bloqueo sanitario con el fin de controlar al mosquito Aedes aegypti a través de fumigación aérea y domiciliaria, eliminar sus larvas mediante el descacharrado y buscar pacientes febriles. El procedimiento se desarrollará entre las 9 y las 12 en nueve manzanas a la redonda de las esquinas de Rueda y Mitre, y Rueda y Buenos Aires. La próxima jornada será el 7 de abril, cuando se sumarán puntos clave en lo que hace a la circulación de viajeros: la terminal de ómnibus, el aeropuerto y la estación de trenes.

Si bien los casos de dengue autóctono se multiplicaron rápidamente en la zona centro-sur a partir del primer contagio, el número de infectados hasta ayer era muy inferior al que se registraba para la misma fecha del 2016, cuando los datos oficiales notificaban 963 pacientes picados en la ciudad por mosquitos que transmiten la enfermedad y otros 61 cuadros importados.

Hasta ahora las cifras de 2017 son muy inferiores: 34 casos de dengue autóctono y sólo dos con nexo epidemiológico de viajes a regiones endémicas.

Según precisaron desde la Secretaría de Salud municipal, todos los pacientes evolucionan favorablemente y reciben tratamiento en forma ambulatoria.

Aun así, al menos en el caso de un adolescente infectado cuya madre se comunicó con LaCapital, el diagnóstico no fue tan rápido y el chico, de 15 años, transitó buena parte de su enfermedad sin que el médico de cabecera sospechara de dengue, convencido de que se trataba de una faringitis que ameritaba la toma de antibióticos.

Recién cuando llamaron a un servicio de emergencia se le practicó el análisis específico y, al dar positivo, continuó siendo atendido por un infectólogo en el Hospital Vilela. Ahora, reposo y mucho repelente para toda la familia, con descacharrado prolijo en el hogar.

"Nuestros equipos trabajan todo el año, no sólo con la salud pública, sino también con los colegios, la Asociación Médica y la red privada, para que estas enfermedades (como dengue, zika, chikungunya) permanezcan en agenda, sean sospechados y estudiados", dijo el secretario del área, Leonardo Caruana.

Para el funcionario, que en dos semanas los casos hayan llegado a 34 no es un mal dato. "De hecho, en los últimos días los ingresos de fichas (porque es una enfermedad de notificación obligatoria) vienen decreciendo" y la enfermedad no traspasó los límites del radio donde se dio el primer cuadro, explicó.

El clima

Con todo, los pronósticos no son de lo más alentadores: para los próximos días se espera calor, humedad y posiblemente lluvias, el combo ideal para que el mosquito Aedes aegypti prospere en la ciudad.

Como sea, con o sin lluvia, los consejos son excluyentes: eliminar del domicilio todos los reservorios (cacharros, recipientes, tapas) que puedan almacenar agua y actuar como criaderos, usar repelente y estar atentos a posibles síntomas.

Entre ellos, fiebre acompañada de dolor detrás de los ojos, de cabeza, muscular y de articulaciones; náuseas y vómitos, cansancio intenso, aparición de manchas en la piel, picazón y sangrado de nariz y encías, conjuntivitis no purulenta, decaimiento, salpullido e inflamación de piernas. Si aparecen esos signos, hay que concurrir inmediatamente al médico.

Y si se viaja a zonas endémicas, habrá que utilizar repelente en forma continua rociando también la ropa, preferir mangas largas y pantalones y encender espirales o tabletas.

Comentarios