La ciudad
Viernes 11 de Agosto de 2017

En diez días empiezan a pintar los silos Davis con sus nuevos colores

En diez días comenzarán a pintarse los tubos del silo Davis que, en bulevar Oroño y avenida de la Costa, funciona como sede del Museo de Arte Contemporáneo de Rosario (Macro).

En diez días comenzarán a pintarse los tubos del silo Davis que, en bulevar Oroño y avenida de la Costa, funciona como sede del Museo de Arte Contemporáneo de Rosario (Macro). Según adelantó ayer la subsecretaria de de Industrias Culturales y Creativas municipal, Lila Siegrist, los trabajos que plasmarán el futuro diseño del museo podrán extenderse hasta tres meses, dependiendo de las inclemencias climáticas, ya que se trata de una tarea compleja, en altura y a la vera del río. Así, antes de la llegada del verano la ribera central ganará una nueva imagen, que como los dos diseños anteriores promete volverse rápidamente uno de los principales íconos urbanos.

El diseño que cubrirá los silos fue proyectado por tres jóvenes de la ciudad: Juan Esteban Maurino (arquitecto, UNR) de 29 años, Ezequiel Dicristófaro (técnico en equipos e instalaciones electromecánicas) y Maite Pérez Pereyra (estudiante de Arquitectura), ambos de 30.

Su propuesta, con una paleta que incluye doce colores, ganó el concurso nacional lanzado a fines del 2016 por la Municipalidad, certamen al que se presentaron 260 proyectos y que contó con un jurado compuesto por cinco miembros.

Ahora, en unos diez días, llegará el momento de llevar el nuevo diseño a escala.

La encargada de plasmar formas y colores sobre los cilindros de la vieja estructura de acopio de cereales proyectada por el arquitecto Ermete de Lorenzi será la empresa Los Pintores de Rosario. El trabajo contará con patrocinio de la firma que Tersuave y la Fundación Medifé.

Comentarios