La ciudad
Sábado 15 de Julio de 2017

El pozo que lleva tres meses abierto y enfurece a los vecinos

Está ubicado frente al shopping Portal Rosario. Un auto cayó en su interior y, luego de las últimas lluvias, se llenó de agua

Un pozo que operarios de Aguas Santafesinas SA hicieron para solucionar un problema de cloacas lleva tres meses abierto y sólo cuenta con una precaria advertencia en plena calle Nansen al 300. En los 90 días, ya se cayó un auto que no logró esquivarlo y ahora, con las últimas lluvias, está repleto de agua. "Se la pasan diciendo que no hay que acumularla y acá tenemos un criadero de mosquitos espantoso", contó Nora Pagano, que vive en esa cuadra, y agregó la queja sobre un "olor nauseabundo que emana de ese lugar". Las denuncias sobran: a Aguas Santafesinas SA, a Defensa Civil e incluso casi medio centenar de llamados al Centro de Distrito Norte Villa Hortensia.

El llamado de los vecinos a la empresa sanitaria fue hace tres meses, cuando la red cloacal que está sobre Nansen, a metros del ingreso del shopping Portal Rosario, sufrió una pérdida. "Tuvimos una respuesta más o menos rápida, rompieron la calle en un tramo bastante largo y solucionaron el inconveniente", contó Nora.

El problema es que el tramo de la calle que se rompió para poder hacer los arreglos nunca terminó de cerrarse y quedó abierto un sector que ocupa media calzada (lo que permite a esa altura sólo la circulación de un vehículo) y con varios metros de largo. Allí, el clásico corralito de Aguas Santafesinas quedó colocado alrededor como advertencia a los automovilistas, pero con la promesa de volver a terminar de tapar el pozo de por lo menos 50 centímetros.

A tres meses de ese trabajo y con las lluvias constantes, nadie sabe cuánto tiene ahora de profundidad, ya que el agua se instaló y nunca llegó a drenar, socavando además la tierra.

Advertencia

"Veníamos advirtiendo que eso es un peligró y tanto fue así que se cayó un auto adentro", relató la mujer que vive enfrente, al referirse al episodio ocurrido hace poco más de una semana, cuando el conductor del vehículo no advirtió el corralito. Sólo pudieron sacarlo con la ayuda de una decena de taxistas y otras personas que se encontraban en el lugar.

Caos

Con ese hecho, poco quedó de la advertencia a los conductores para que puedan esquivarlo. Además, los vecinos indicaron que "es tremendo el caos de tránsito que se genera cada vez que el 113 circula por ahí".

Las denuncias de los vecinos se multiplicaron con el paso de las semanas. No sólo intentaron infructuosamente tener una solución por parte de la empresa, todos con un mismo número de reclamo, sino que también se comunicaron con Defensa Civil e incluso "una vecina dejó asentada la situación con 48 llamados a Villa Hortensia", afirmó Nora, aunque aseguró que "no fue suficiente y el pozo sigue ahí".

frente al shopping. Los habitantes de la zona advierten sobre el peligro que el pozo genera.

Comentarios