Paro de colectivos
Martes 20 de Diciembre de 2016

El paro de transporte se sintió en colectivos, recolección de basura, cajeros y vuelos

La medida de fuerza, que se extendió hasta el mediodía, provocó un crecimiento de la demanda de taxis y bicicletas públicas

Rosario amaneció con las calles vacías. Desde las 5 de ayer los colectivos del transporte urbano de pasajeros dejaron de circular a causa del paro a nivel nacional convocado por la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (Catt) —en reclamo por cambios en el impuesto a las ganancias— se hizo sentir en la ciudad y los usuarios debieron buscar otros modos para desplazarse. Además de los colectivos —que retomaron sus recorridos habituales recién a partir del mediodía— se vieron afectados el servicio de barrido y de recolección de residuos, el reabastecimiento de billetes en los cajeros automáticos, el suministro de combustible a estaciones de servicio, el arribo y la partida de vuelos en el aeropuerto y las actividades fluviales.

En Rosario, la Unión Tranviario Automotor (UTA) adhirió al paro desde las 5 y lo extendió hasta el mediodía. De este modo, los colectivos de línea dejaron de circular y por eso durante las primeras horas el paisaje de Rosario fue extraño: las paradas de transporte público estaban desiertas, las calles tardaron más tiempo en llenarse que de costumbre y los vehículos "alternativos" se hicieron presentes.

Una de las opciones fue la bicicleta. Además de las particulares, los rosarinos hicieron más uso del sistema Mi bici, Tu bici. Según detalló Andrea Magnani, gerenta general del Ente de la Movilidad de Rosario, ayer las bicicletas públicas se utilizaron un 55 por ciento más que cualquier otro día de semana.

Otros optaron por el taxi que, a pesar de que sólo la bajada de bandera duplica el precio de pasaje de colectivo, se convirtió en una de las opciones. "Hubo una gran demanda de viajes. Sobre todo gente de la zona periféricas hacia el centro", explicó el presidente de la Asociación de Taxis Independientes de Rosario, Mario Cesca.

De acuerdo con Cesca, por la gran demanda se produjeron demoras en los servicios. Y es que, además, estos días previos a la Navidad es cuando más trabajo hay para los taxista durante el día. "Calculamos que hubo unos 3.800 taxis circulando. Se hizo lo posible por colaborar", detalló.

Sin plata

Desde las 8, afiliados del Sindicato de Camioneros cortaron el tránsito en Urquiza al 2900, adonde funcionan las oficinas de la transportadora de caudales Prosegur. El cese de actividades del sector —que abarcó también a las otras dos empresas del rubro que funcionan en Rosario: Brinks y Maco— se extendió hasta ayer a las 18.

La medida de fuerza afectó a la actividad bancaria, a la recarga de cajeros automáticos y el transporte de dinero de los comercios que cobran impuestos.

Como ayer fue el primer día después del fin de semana y además sin días de demasiado movimiento económico por la proximidad de la Navidad, muchas personas debieron recorrer varios cajeros antes de conseguir retirar dinero.

Larga distancia

El paro afectó también a los colectivos de larga distancia y a los aviones. En el Aeropuerto Islas Malvinas la mitad de los vuelos se vieron afectados.

De los doce vuelos que debían llegar a Fisherton, sólo cinco tocaron tierra. Del resto, seis fueron cancelados: uno de la empresa Latam, proveniente de Lima, Perú; los otros de Aerolíneas Argentinas con origen en Ezeiza, el Calafate, Salta, Bariloche y Mendoza. Además, otro vuelo de Aerolíneas Argentinas proveniente de Aeroparque, en Buenos Aires, fue reprogramado.

En tanto, otros doce vuelos debían partir desde Rosario rumbo a diversos destinos. Los números se repiten. Cinco despegaron como estaba previsto; uno de Aerolíneas Argentinas con destino a Ezeiza debió se reprogramado; mientras que otros seis fueron cancelados. Uno de los afectados era de Latam y se dirigía a Lima. El resto eran de Aerolíneas Argentinas y tenían destino en Aeroparque, Córdoba, Mendoza, Bariloche y Salta.

El tránsito fue complejo a primera hora de la mañana por la mayor utilización de vehículos particulares

Comentarios