La ciudad
Domingo 17 de Septiembre de 2017

El nuevo sistema de transporte sumará unos 250 choferes a partir del 2018

Es la estimación que manejan en el municipio por la incorporación de 118 unidades que recorrerán la ciudad y parte del Gran Rosario.

El nuevo sistema de transporte que debutará en el primer trimestre del año próximo sumará unos 250 choferes a la plantilla actual. Esa es la estimación que manejan en el municipio por la incorporación de 118 unidades a la flota actual de 707 colectivos que tiene el esquema urbano y desde 2018 serán unos 825 ómnibus. Además por la consolidación de recorridos interurbanos con distintas localidades del Gran Rosario. En paralelo se garantiza la absorción de todos los puestos de trabajo vigentes con las líneas vigentes.

   Se estima que el esquema de recorridos que entrarán en vigencia entre enero y febrero de 2018 demandará unos 2.300 choferes, frente a los poco más de 2.000 que actualmente manejan colectivos urbanos.

   Según pudo saber este diario, se calcula unos 2.7 choferes por cada unidad de la empresa estatal Movi. Mientras que en las empresas privadas el cálculo se ubica en 2.5.

   Los puestos totales se nutren de los nuevos colectiveros a contratar y los que se vienen desempeñando en el sistema. La secretaria de Transporte y Movilidad, Mónica Alvarado recordó la semana que pasó, a horas de haber adjudicado los nuevos corredores, que en el nuevo sistema se garantiza la continuidad laboral de los actuales choferes y administrativos de las firmas Rosario Bus, Mixta y Semtur.

   El pliego estableció en parte de su articulado que los nuevos concesionarios, la estatal Movi, Rosario Bus de Agustín Bermúdez y la mendocina el Cacique deberán "absorber a todo el personal de conducción, inspección, mantenimiento, taller y administrativos debidamente incorporado en relación de dependencia a la explotación del servicio por las anteriores prestatarias reconociendo su categoría y antigüedad".

   En las bases y condiciones se excluyó de esa continuidad laboral "al personal en relación de dependencia que fuera socio, accionista, director, personal jerárquico, de las empresas prestatarias del servicio".

   Además se planteó que "los concesionarios firmarán un compromiso por el que se obliguen a respetar la continuidad laboral de todos los trabajadores que se desempeñan en el sistema, sin permitir por un año despidos masivos o sin causa justificada, desde la puesta en marcha del sistema".

   En ese sentido se incorporó una penalización adicional para el concesionario que no cumpla esa exigencia. A favor del trabajador deberá abonarle el equivalente a 55 remuneraciones que debió percibir por todo concepto, y por el plazo que restare para completar el año. Además de las indemnizaciones establecidas por la ley.

   En paralelo el pliego mencionó que "para el cumplimiento de las extensiones de las líneas hacia otras localidades del área metropolitana el concesionario deberá proveer de unidades, choferes, inspectores" para prestar el servicio correctamente, con las frecuencias anunciadas.

   Para el municipio, la gran apuesta es "mejorar las frecuencias y el confort del viaje para que cada vez más rosarinos se suban a los colectivos y dejen sus autos particulares", destacó Alvarado.

Los números de la movilidad   

La funcionaria aportó un dato elocuente sobre la movilidad de la ciudad: según la última encuesta origen-destino que hizo el Ente de la Movilidad, el 29,8 por ciento de los rosarinos utiliza el transporte público para trasladarse.

Y muy cerca de ese indicador, el 28,9 de los habitantes de la ciudad usa auto, el 20 por ciento lo hace a pie y el 5.6 a través de la bicicleta. El resto mediante otras modalidades.

   "El gran desafío es ir mejorando esa ecuación en el corto y mediano plazo. Aspiramos a que en unos años el 35 por ciento de la población se traslade en transporte público, deje de usar tanto su auto y tengamos una movilidad más sustentable", amplió Alvarado.

Proponen fondos de Nación para colectivos
El diputado provincial del Partido Demócrata Progresista (PDP), Gabriel Real, propuso que parte de los fondos que la Nación le debe a Santa por coparticipación mal liquidada sean destinados al transporte.
   La iniciativa del legislador del Frente Progresista, que se aprobó por unanimidad en al Cámara baja provincial, se vincula con el fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación que favoreció a Santa Fe en su reclamo de coparticipación mal liquidada durante años.
   "Se trata de un monto que supera los 50 mil millones de pesos", estimó Real quien agregó: "Según el plan sugerido por el Poder Ejecutivo santafesino, deberían ingresar a Santa Fe, en el próximo año, 7.500 millones; lo que representa más del 5% de recursos previstos para el ejercicio de este año".
   La propuesta de Real apunta a que estos fondos sean destinados, en primer lugar, a un Plan Integral de Saneamiento y Prevención en materia de Obras Hídricas.
   Y por otro lado; que se constituya un Fondo de Desarrollo y Modernización del Transporte Interurbano de Pasajeros, para otorgar un marco de seguridad, sustentabilidad y previsibilidad del accionar de las empresas de transporte que tienen rutas concesionadas en el territorio provincial.
   El proyecto de Real cobra relevancia a casi siete meses de la tragedia de Monticas, sobre la ruta 33, cuando fallecieron 13 personas a la altura de Pérez cuando chocaron dos colectivos.

Comentarios