La ciudad
Jueves 25 de Mayo de 2017

El municipio secuestró medicamentos en un súper chino y una distribuidora

Los comercios no estaban habilitados para vender productos médicos. En uno de los locales también se encontró mercadería vencida.

La Municipalidad de Rosario secuestró medicamentos que no estaban autorizados para la venta, además de mercadería vencida, en procedimientos realizados en un supermercado y una distribuidoras de la zona sur.
Agentes de la Dirección General de Inspección se presentaron primero en un supermercado chino ubicado en avenida Francia al 2900. El comercio está habilitado para funcionar como autoservicio de alimentos y no alimentos. Sin embargo, los inspectores constataron, entre los productos a la venta, diversos medicamentos, entre ellos Uvasal, Buscapina, Ibuprofeno y Bayaspirina. Además, se hallaron fármacos, lácteos y mayonesas e incluso un matafuegos, vencidos.
Los efectivos procedieron al retiro y secuestro de los productos al comprobarse la tergiversación de rubro por venta de medicamentos.
En otro de los operativos, personal de la Secretaría de Control se hizo presente en una distribuidora ubicada en Lamadrid al 2700 bis, habilitada para la venta por mayor y menor de golosinas, cigarrillos y productos de perfumería.
En el lugar se pudo advertir la existencia de distintos productos médicos que estaban a la venta, tales como Tafirol e Ibupirac. También se decidió el secuestro de los remedios.
Cabe destacar que los dos procedimientos fueron derivados al Tribunal de Faltas que establecerá la sanción correspondiente.
El secretario Gustavo Zignago recordó que desde enero pasado el municipio trabaja en conjunto con el Ministerio de Salud provincial, a través de la Dirección Provincial de Red de Medicamentos y Tecnología Farmacéutica, y con los colegios de Farmacéuticos de Santa Fe, en contra de la automedicación y la venta no habilitada de medicamentos.
En Rosario, desde octubre pasado, rige una ordenanza que establece la prohibición de la venta de medicamentos por fuera de las farmacias, y estipula multas y/o clausuras.
"El control sobre el comercio también es una forma de promover seguridad para los ciudadanos. La venta de medicamentos fuera de las farmacias está prohibida y su comercialización en negocios habilitados en el marco de otros rubros implica un serio incumplimiento de la normativa que regula y ordena a la ciudad", explicó Zugnago.

Comentarios