La ciudad
Viernes 21 de Julio de 2017

El municipio realiza hasta dos operativos semanales para liberar espacios públicos

Agentes de la Intendencia desarmaron ayer construcciones de chapa sobre la barranca central. Y encontraron elementos robados

Por situaciones de déficit de vivienda o de exclusión social, el municipio realiza hasta dos operativos por semana para liberar ocupaciones en espacios públicos. Ayer, la tarea se desarrolló en plena costa central, en la barranca del parque de las Colectividades, donde los agentes desarmaron una serie de construcciones de chapa, usadas por un grupo de personas para pasar la noche, que entorpecían la continuidad de las obras de recuperación de la ribera.

Una retroexcavadora y varios camiones y camionetas de la Secretaría de Control de la Municipalidad y de la policía provincial estacionaron durante gran parte de la mañana en medio del espacio verde de Oroño y el río. En ese lugar, sobre la barranca y en los viejos túneles construidos por el ferrocarril, se había instalado hace tiempo un grupo de personas.

Según explicó el subsecretario de Control, Guillermo Turrín, el operativo se desarrolló con el objetivo de "garantizar la propia seguridad de quienes ocupan el lugar", al que se accede mediante un precario sendero trazado en la barranca. Además, el procedimiento contó con la intervención de la fiscal de causas NN, Verónica Caini, quien habría recibido numerosas denuncias de robo de vecinos de la zona del parque España.

El funcionario advirtió que el desmantelamiento del lugar arrojó algunas sorpresas: entre muebles y colchones, se encontraron partes de una moto y varias herramientas (amoladoras, discos de corte y caños corrugados), reconocidos por los operarios de la obra de consolidación de la barranca que se realiza en el lugar.

En los últimos meses, agentes del municipio se acercaron varias veces al lugar con el objetivo de entregar una intimación de desalojo. Pero nunca hallaron a nadie viviendo allí, por lo que se supone que se trata de un refugio para pasar la noche o permanecer algún tiempo. En medio del operativo de ayer, sólo una joven se acercó a reclamar algunas pertenencias.

Repetidos

Si bien el desalojo de ayer fue más visible, por desarrollarse en plena costa central, no deja de ser una tarea que ya forma parte de la rutina de los agentes de la Secretaría de Control. Turrín explicó que cada semana se realizan "entre uno y dos" operativos para liberar espacios públicos que han sido ocupados.

El número se mantiene estable en los últimos años y está íntimamente ligado a dificultades para acceder a la vivienda o situaciones de marginalidad y exclusión social de un sector de la población.

No siempre se trata de grandes extensiones de terreno tomadas por grupos de familias. Muchas de estas intervenciones están relacionadas con el despeje de construcciones que crecen sobre la vereda de algún barrio, en plazas, espacios verdes, o canchitas de algún club.

"Es una tarea que realizamos en forma constante", señaló Turrín y destacó que "el municipio interviene para defender los espacios públicos, aquellos que son de todos los ciudadanos".

Zona de obras

La barranca desalojada ayer está incluida en las obras de consolidación de la costa que se desarrollan entre Moreno y Oroño. Los trabajos incluyen un sendero de más de mil metros a la vera del río Paraná con una baranda de seguridad y cámaras pluviales que evitarán sobrecargar la barranca con agua durante las lluvias.


Comentarios