La ciudad
Jueves 28 de Septiembre de 2017

El municipio entrega más de cinco mil remedios gratuitos por día

Son para atender tanto enfermedades crónicas como agudas. El 90 por ciento de los mismos se brinda en los dispensarios barriales

La red de salud pública municipal entrega cerca de 5 mil dosis gratuitas de medicación a rosarinas y rosarinas para atender patologías tanto crónicas como agudas. Más del 90 por ciento de los pacientes retiran los medicamentos a partir de la red primaria, es decir, en las farmacias de los centros de salud.

Un caso testigo es el de Hugo Pereira y su familia, que semanalmente asisten al Centro de Salud Itatí para recibir los fármacos que necesitan por distintas afecciones.

Pereira tiene 45 años y es panadero. Trabaja por cuenta propia amasando en su casa y también en relación de dependencia. Estos dos trabajos le permiten sostener a su familia, conformada por su mujer, María Cristina, y sus hijas Lucía y Kiara, de nueve y siete años respectivamente.

Casi diez años atrás se instalaron en barrio Itatí, en el distrito sudoeste de la ciudad. Hace cuatro, a Pereira le diagnosticaron diabetes tipo 2 y empezó el correspondiente tratamiento.

Semanalmente, él o su mujer caminan las cuatro cuadras que separan su hogar del Centro de Salud Itatí (Garibaldi 2502) para retirar de forma gratuita toda la medicación. "Me dan hasta la insulina", cuenta Pereira, al tiempo que asegura que ya mantiene una relación estrecha con los trabajadores del efector. Es que también allí se realiza los controles periódicos requeridos, prácticas que realizan los profesionales Matías y Eugenia. Es un tipo de trato en el que los apellidos resultan poco relevantes.

Pereira no es el único miembro de la familia que accede a una mejor calidad de vida gracias al sistema de salud público. Lucía, su hija mayor, nació con parálisis cerebral y recibe todos los medicamentos necesarios a la par de su padre.

"Desde que la dieron de alta en el Hospital de Niños, se atiende en este Centro de Salud. Le dan todas las medicaciones y tiene a su médico de cabecera ahí", relata Pereira y enumera los seis fármacos que Lucía tiene garantizados, entre los que se cuentan anticonvulsivos y miorelajantes.

"La verdad es que es una ayuda enorme. Con mis ingresos solamente no podría tener ni mi medicación ni la de Lucía", expresa el panadero. "Estoy muy agradecido. Nuestra vida sería muy distinta si no contáramos con esto", continúa.

Así como Pereira, otros 100 mil rosarinos y rosarinas acceden a una mejor calidad de vida gracias a la entrega gratuita de medicamentos de todo tipo.

El joven no sólo es cercano al centro de salud de su barrio, sino también al Centro Municipal Distrito Sudoeste. Allí participó hace poco en el programa ABC del Emprendedor, con el objetivo de llevar sus saberes a otro nivel y poder armar su propio negocio formal. "Estoy esperando participar del taller de costos. Me gustaría tener mi emprendimiento, con habilitación y todo", asegura. También sueña con algún día participar de alguna de las 700 ferias municipales activas.

Comentarios