La ciudad
Martes 03 de Enero de 2017

El municipio aseguró que mantendrá la cantidad de taxis en la calle

Desde la secretaría de Gobierno apuntaron que se reasignará la totalidad de las 500 licencias que empezarán a vencer durante este año

El secretario de Gobierno del municipio, Gustavo Leone, aseguró que no se modificará el número de taxis que circulan actualmente por la ciudad, más allá del próximo vencimiento de las 500 licencias adjudicadas hace diez años. El funcionario adelantó también que al momento de volver a asignar estas chapas se considerará la situación de quienes ya las están explotando.

La situación del servicio de taxis volverá a estar bajo la lupa del Concejo Municipal a partir de febrero, cuando los ediles retomen la actividad parlamentaria. Es más, la presidenta del cuerpo, Daniela León, ya presentó un proyecto para modificar la ordenanza que fija la caducidad de las licencias que estén en manos de particulares (ver aparte). Desde el PRO se impulsó también un pedido de informes sobre la situación de las 500 licencias.

Tal como señaló LaCapital en su edición de ayer, durante este año caducarán las chapas de taxi que la Municipalidad licitó a principios de 2007.

Embed


La ordenanza que en ese momento autorizó la incorporación de coches de alquiler a la flota rosarina estipula que la explotación de los taxis podía hacerse por diez años y no contempla la posibilidad de extender ese plazo.

Desde las cámaras que nuclean a titulares de licencias se anticiparon a la polémica y advirtieron sobre la pérdida de fuentes de trabajo que ocasionará el vencimiento de las chapas y pidieron que se de prioridad a quienes ya están en el servicio al momento de volver a licitarlas. Aunque también pidieron que no se vuelvan a asignar las licencias que están en caución del municipio, sino que se mantengan "en suspenso".

Según advirtieron, las últimas ampliaciones del número de licencias de taxi se autorizaron en un momento en que la demanda del servicio estaba en franco aumento. Una situación distinta a la que refleja la actividad actualmente, en retracción como consecuencia de la crisis de la economía.

Sin cambios

Frente al reclamo, el secretario de Gobierno del municipio anticipó que el objetivo es mantener en las calles la totalidad de las unidades que están actualmente en circulación para no resentir la calidad de la prestación del servicio. Actualmente se mueven por las calles de la ciudad unos 3.600 coches negros y amarillos.

El funcionario apuntó que las chapas otorgadas durante el 2007 se mantendrán en actividad. "Estamos evaluando la forma en que vamos a reasignar las licencias, armando los términos y condiciones para ello", sostuvo.

El funcionario precisó que "seguramente" en ese proceso de reasignación tendrán prioridad los titulares actuales que no hayan tenido sanciones por prestación de servicio durante el plazo de concesión.

También se establecerían preferencias para aquellos peones que tengan posibilidad de ser titulares y que hayan tenido buena conducta durante estos años.

Progresiva

La ordenanza que autorizó la ampliación de la flota de taxis (Nº 8099) se aprobó en diciembre de 2006. La norma habilitó al municipio "por única vez y con carácter excepcional" a incorporar hasta 500 unidades al servicio público, bajo el régimen jurídico de derecho de explotación. La iniciativa fijó el plazo de vencimiento de las licencias en diez años, contados desde la efectiva iniciación del servicio.

La convocatoria para cubrir las 500 chapas se inició el 7 de enero de 2007. El proceso comenzó dos meses después, cuando la Municipalidad sorteó 470 licencias individuales entre 657 personas interesadas en explotarlas, las otras 30 fueron asignadas a empresas. Los flamantes coches negros empezaron a circular en mayo de ese mismo año.

Por eso, a partir del quinto mes de este año, las licencias empezarán a caducar. Según apuntó Leone, este año vencerán 340 chapas, mientras que el resto lo hará durante los primeros meses del 2018.

Comentarios