La ciudad
Jueves 23 de Febrero de 2017

El Ministerio de Educación intimó a un colegio a matricular a un alumno

La institución se negó a anotar al adolescente por "reiteradas amonestaciones", pero para la provincia no existen fundamentos.

El Ministerio de Educación santafesino intimó en dos oportunidades al Colegio Alemán a inscribir a un alumno en el cuarto año de la secundaria. A fines del año pasado, la institución le había negado la matriculación por "reiteradas amonestaciones". El director del Servicio Provincial de Enseñanza Privada (Spep), Carlos Bataino, consideró que el colegio no tiene fundamentos para negarse a anotar al adolescente que cursó toda la primaria en la institución. Es más, advirtió que se estudia iniciar un sumario al colegio.

La denominada "Escuela Goethe Rosario" es uno de los primeros establecimientos educativos fundados en la ciudad. Actualmente, en su sede de España al 400 funcionan el Jardín de Infantes Nº 1.489, la Primaria Nº 1.189 y la Escuela de Enseñanza Media Particular Incorporada Nº 8.222.

El establecimiento secundario está desde fines del año pasado en medio de una investigación abierta en el Spep, de la cartera educativa. Por esa fecha, los padres de un alumno del tercer año de la secundaria fueron comunicados de la decisión del colegio de no matricularlo para el ciclo lectivo 2017.

El adolescente había cursado sus estudios en la institución desde los primeros grados, por lo cual la familia recibió la noticia como un balde de agua fría. Intentaron que la escuela reviera la medida y, frente a una nueva negativa, llevaron el tema a la delegación local de Educación.


"No se pueden desobedecer las indicaciones ni las políticas educativas provinciales"

Antes de finalizar el ciclo escolar, el director de Enseñanza Privada firmó una primera resolución exigiendo que el colegio revisara esta medida. "Desde el Ministerio no avalamos los fundamentos con los que se deniega la matriculación, basados en cuestiones fundamentalmente actitudinales del alumno", explicó el titular del servicio.

Bataino apuntó que "el adolescente tiene un derecho natural adquirido que es el de permanecer en la institución en la cual fue educado toda la primaria y la secundaria" y recordó que la ley nacional de educación considera al conocimiento como "un bien público y un derecho personal y social" que debe ser garantizado por el Estado.

Aun así, apuntó el funcionario, el colegio recurrió la resolución del Ministerio de Educación y volvió a negarle la matriculación al alumno, lo que generó una segunda intervención donde se volvió a exigir la inscripción del joven en el cuarto año.

Sin argumentos

Bataino recordó que las escuelas particulares son autorizadas a funcionar por la cartera educativa que avala y certifica los títulos que cada colegio otorga. Por lo tanto, explicó, "no pueden desobedecer las indicaciones ni las políticas educativas provinciales" que apuntan a una educación inclusiva que garantice el acceso, la permanencia y la promoción dentro del sistema educativo, "habiendo incorporado los conocimientos, las competencias y los valores", correspondientes a cada ciclo.

El funcionario advirtió que "si se concreta la negativa de matricular al alumno" se podría iniciar un trabajo de investigación sumarial sobre los aspectos pedagógicos del establecimiento, sobre todo en lo relacionado con los acuerdos de convivencia que regulan las relaciones en la comunidad educativa.

De acuerdo a los listados del Servicio Provincial de Enseñanza Privada, la escuela secundaria del Alemán recibe un subsidio estatal del 60 por ciento. Con ese aporte, la institución está habilitada a cobrar un arancel máximo de 2.809 pesos. Sin embargo, las cuotas rondan los 6.400 pesos, más los 10 mil pesos de matrícula que los padres abonan anualmente.


Comentarios