La ciudad
Viernes 26 de Mayo de 2017

El inicio de una idea que no para de crecer

Seis años atrás, trajinando la comisión de alimentos de un grupo de responsabilidad empresaria, Hugo Daniel Vázquez, directivo de Cargill por años en Rosario, ahora en Paraguay, intuyó la sinergia de un proyecto: crear un Banco de Alimentos. "Convoqué a todos los dueños de supermercados, a mis amigos y tomó forma esta idea sensacional", explicó.

Seis años atrás, trajinando la comisión de alimentos de un grupo de responsabilidad empresaria, Hugo Daniel Vázquez, directivo de Cargill por años en Rosario, ahora en Paraguay, intuyó la sinergia de un proyecto: crear un Banco de Alimentos. "Convoqué a todos los dueños de supermercados, a mis amigos y tomó forma esta idea sensacional", explicó.

Para él fue saldar una misión personal de trabajar "en acción comunitaria para Rosario", y evocó aquel inicio con aportes personales de sus amigos y una colecta para dar alimentos a mil personas.

Anticipó que la llamada ley del buen samaritano, de inminente sanción, potenciará las donaciones amortiguando la responsabilidad eventual de las empresas con relación al alimento cedido.

"Para la Bolsa (de Comercio de Rosario) es un orgullo estar acompañando al BAR desde sus inicios, porque cumple un rol muy importante y que ahora con mucho esfuerzo y acompañamiento de la sociedad rosarina, tendrá su propio local", explicó el gerente Javier Cervio, de la entidad que preside Alberto Padoán.

"Es una muy buena iniciativa, todos tenemos que colaborar, mi sueño era que tuviera fuerte apoyo estatal, propuse que se convirtiera en un banco mixto, con el Banco Municipal dentro del sistema, porque se trata de dar de comer a la gente, con iniciativas privadas espectaculares, pero el rol del Estado es insustituible", dijo por su parte el concejal Jorge Boasso, que compartió mesa con varios ediles.

Enigmática

Allí, entre las mesas, también se la vio a la diputada Elisa Carrió, que se unió a la cena de gala del BAR y se pegó el faltazo al Tedeum del 25 de Mayo junto al presidente Mauricio Macri. Todo, en medio de chisporrotazos entre ambos por las denuncias de espionaje interno que dijo ser víctima Lilita por parte de la número 2 de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Silvia Majdalani.


Comentarios