La ciudad
Viernes 16 de Junio de 2017

El Hospital Sáenz Peña se erige como pionero con su maternidad

El hospital de la zona sur inauguró ayer su flamante Area de Atención Integral de la Mujer, que permite partos respetados

El Hospital Roque Sáenz Peña cuenta desde ayer con una nueva Area de Atención Integral de la Mujer. Se trata de una reconversión de la ex maternidad de ese centro de salud de la zona sur orientada a consolidar derechos desde la perspectiva de la salud integral de la mujer, como el parto respetado. Para concretar la obra, la Municipalidad tomó un crédito con la provincia por 30 millones de pesos.

"Hace un año, cuando se licitaron las obras, se desarrolló la logística para poder llegar al día de hoy. Se trabajó con casi 30 organizaciones sociales y con los equipos del hospital para consolidar derechos desde la perspectiva de la salud integral de las mujeres", explicó el secretario de Salud de Rosario, Leonardo Caruana.

La ampliación y remodelación de este nuevo sector del Hospital Roque Sáenz Peña (Laprida 5381) se orienta a un cambio paradigmático respecto de las prácticas de preparto, parto y posparto. Con esta reforma integral, las mujeres podrán adecuar el lugar a sus necesidades y deseos de parir.

"Trabajamos en la capacitación en salud sexual y reproductiva, en el parto y el nacimiento respetado. Este trabajo es de la misma jerarquía que la inversión en tecnología, porque no hay ningún equipamiento que pueda medir la desigualdad en el trato o en una situación de violencia. Se necesita el equipamiento; pero las situaciones blandas de cuidar, acompañar, garantizar derechos y respetar al otro, hay que trabajarlas todos los días", remarcó Caruana.

Acompañadas

Durante su estadía en el hospital, las madres estarán alojadas en las nuevas Salas de Trabajo de Preparto, Parto y Recuperación, donde podrán estar acompañadas por sus afectos y evitarán ser trasladadas a distintos sectores, preservando la intimidad y la privacidad en familia. Estos espacios ofrecen diferentes alternativas para que la mujer elija de qué forma transcurrir el trabajo de parto.

Para disminuir el dolor previo pueden utilizarse baños de inmersión en bañeras, pelotas de esferodinamia, una tela para uso tipo hamaca o barras laterales, entre otras técnicas de relajación. Además, las salas tienen camas electrónicas con posiciones variables a su elección. Y, si fuera necesaria alguna otra intervención, se realizará en la misma habitación, ya que están equipadas con servocunas y equipamiento médico para asistir al recién nacido. El nuevo sector incluye quirófanos equipados y una sala de neonatología renovada.

"La nueva estructura, su equipamiento y la experiencia de nuestros equipos, permitirán acompañar a las mujeres y sus familias con una mejor calidad de atención en la que la madre será la protagonista. Ella decidirá sobre el nacimiento de su hijo o hija y junto a quién quiere estar en ese momento tan especial, en el marco de un modelo de atención diferente al que ya conocemos. Ahora las condiciones edilicias nos van a acompañar para poder profundizarlo", destacó Matías Vidal, director del Hospital Roque Sáenz Peña.

De los 30 millones invertidos, 16 corresponden a la obra y 14 al equipamiento y mobiliario instalados en 650 metros cuadrados.

El Area de Atención Integral de la Mujer tendrá una capacidad de internación de 24 camas en maternidad y 12 incubadoras en el sector de neonatología.

Menos riesgos

A fines de 2011, el equipo del Roque Sáenz Peña comenzó a revisar el concepto de parto respetado, ya que las estadísticas comprobaban que cuando una mujer se siente más a gusto y en confianza, el niño nace con menos sufrimiento y menos riesgos. La antigua maternidad del Roque Sáenz Peña realizaba 2 mil partos anuales.

Comentarios