Mirtha Legrand
Domingo 25 de Junio de 2017

El glamour de Mirtha, en un coqueto hotel junto al Paraná

La reciente ganadora del Martín Fierro de brillante emitió anoche su programa en vivo desde Puerto Norte. Lifschitz y Luis Novaresio integraron la mesa

Mirtha Legrand, una de las máximas divas argentinas, realizó anoche la grabación en vivo de su envío televisivo desde el salón Fausta Cocina, en el 5º piso del coqueto Puerto Norte Hotel Design, que prestó sus modernas instalaciones y su imponente vista al río Paraná. Con cuatro invitados de diferentes ramas, el gobernador santafesino Miguel Lifschitz, el periodista Luis Novaresio, Marcela Tinayre, y la panelista Nancy Pazos, la transmisión se llevó adelante con un éxito que se reflejó en los gestos de palpable conformidad que exhibió el numeroso equipo de producción, que tiene la intención de reforzar ese halo positivo inicial para el segundo programa, que se desarrollará hoy al mediodía.

El quinto piso del hotel modificó ayer por completo su fisonomía. Es que desde las 10 de la mañana comenzó a llegar el nutrido grupo de dirección, producción, e invitados de Buenos Aires, que en total ocupó 38 habitaciones. A ellos se unió un eficiente equipo de producción rosarina (del equipo de Willy Yuvone) que colaboró para la exitosa puesta en escena del envío.

"El hotel se portó fantástico con nosotros y nos permitió hacer el programa de la mejor manera, en un lugar divino. Queda claro que en Rosario se pueden hacer estos eventos", contó Emilia, integrante de la producción del programa.

Mirtha llegó en la tarde de ayer y hasta el horario del programa se quedó en la exclusiva Suite Presidencial. En tanto, en el salón, una decena de colaboradores se encargó de ajustar detalles, mientras llegaba una gran cantidad de regalos y ramos de flores. "Todo lo que solicitaron, el hotel estaba en condiciones de otorgarlo. Para nosotros fue un placer", confió Gustavo Grande, gerente de Puerto Norte Design Hotel.

La decoración de todo el set estuvo relacionada a los colores celeste y blanco, debido a que la intención era realzar la importancia de la fecha en Rosario, en el mes de la Bandera.

En ese sentido, el menú buscó respetar ese perfil nacional. Anoche se sirvió humita de entrada, locro de plato principal, y de postre hubo una copa helada de sambayón con dulce de leche, nueces, merengue, y salsa de chocolate.

Comentarios