La ciudad
Viernes 28 de Julio de 2017

El gesto solidario de un colectivero con una persona no vidente en la zona sur

El chofer se bajó del micro y acompañó dos cuadras al joven ya que la vereda estaba obstaculizada. Los pasajeros elogiaron su actitud.

Luego de algunos días en que surgieron situaciones complejas con choferes del transporte urbano de pasajeros de Rosario, hoy trascendió un hecho que no por poco común no merezca ser destacado. Es que un chofer de un micro local se bajó del vehículo para acompañar durante casi dos cuadras a una persona no vidente por temor a que se tropezara, debido a que en el lugar había materiales que complicaban su movilidad.
La historia la contó Miguel, un pasajero que presenció la situación. El hecho se dio esta mañana, alrededor de las 9.20 cuando tomó el micro de la Línea 140, interno 104, y cerca de San Martín y Uriburu, el lugar donde él se bajó, el chofer detuvo la marcha del ómnibus, se bajó y acompañó a la persona no vidente casi 200 metros debido a que en la vereda había diversos elementos que impedían que pasara con normalidad.
Un gesto para rescatar en momentos en que la sociedad está cada vez más individualista y que fue reconocido por los propios pasajeros del vehículo, que demoraron por minutos su viaje con fines solidarios.

Comentarios