Seguridad vial
Miércoles 27 de Septiembre de 2017

El fallo inédito a un conductor llevó tranquilidad a la familia de una víctima

Nora Resta, mamá de uno de los protagonistas de la tragedia ocurrida en enero de 2012 en la ruta nacional 41, dijo que quedaron "conformes" con los doce años que recibió el responsable del choque frontal.

"La verdad que estamos conformes con el fallo porque es inédito en cuanto a siniestros, el tribunal fue el que cambió a la carátula", destacó Nora Resta, mamá de Martín Busalacchi, el joven que el 15 de enero de 2012 murió en un choque frontal en la ruta nacional 41 mientras viajaba con sus tíos y un primo rumbo a la costa.
Se trata del juicio que hoy condenó al Federico Teilletchea a doce años de prisión efectiva por considerarlo penalmente responsable por el choque frontal que protagonizó mientras manejaba un Peugeot 406, alcoholizado y a más de 150 kilómetros por hora. Según la investigación, se cruzó de carril y terminó impactando de lleno contra el Palio en el que viajaban los rosarinos Hugo Oscar Sánchez, Mirta Graciela Inés Radicci, Facundo Lionel Sánchez y Busalacchi, quienes murieron en el acto.
"El impacto fue tal que el Palio voló nueve metros mientras el motor del Peugeot terminó en un campo lindero de soja", describió Resta a La Capital al recordar esa fatídica mañana del 15 de enero.
El proceso judicial comenzó el pasado 6 de septiembre donde el conductor del Peugeot llegó acusado bajo la figura de homicidio culposo agravado. Sin embargo hoy, el tribunal cambió la carátula a homicidio simple con dolo eventual y lo condenó a 12 años de prisión de cumplimiento efectivo por la imprudencia de manejar alcoholizado y a alta velocidad.
En tanto, la madre de Busalacchi agregó que el acusado "nunca se hizo cargo, mintió todo el tiempo y trató de lograr la prescripción de la causa; siempre mostró total desidia e indiferencia por todos". Según precisó, de acuerdo a los informes periciales, "el test de alcoholemia se le practicó a Teilletchea dos horas después del accidente, cuando estaba en el hospital, y era de 0,85". A su vez, agregó que al momento del impacto, el vehículo iba a una velocidad de 154 kilómetros por hora.
En ese momento, Teilletchea tenía 27 años y era chofer profesional. "Manejaba un micro que hacía esa ruta, desde San Antonio de Areco a Villa Lía", abundó Resta para agregar que "en ese momento no existía la figura del querellante, por eso nos tuvimos que constituir como particulares damnificados".
"Este es un fallo ejemplar, esperamos ahora que la sociedad pueda cambiar para mejor y que tome otra actitud al momento de manejar", concluyó.

Comentarios