La ciudad
Miércoles 08 de Febrero de 2017

"El estafador es un profesional y siempre tiene respuestas para todo"

Así lo manifestó uno de los damnificados por la empresa fantasma rosarina, que compraba mercadería con cheques sin fondo.

"El estafador es un profesional y siempre tiene respuestas para todo". Así se expresó uno de los damnificados de la estafa de la firma Dimare S.R.L., una empresa fantasma rosarina que se dedicaba a comprar mercadería a gran escala con cheques sin fondo. El caso es investigado por la Unidad de Delitos Complejos y Económicos, del Ministerio Púbico de la Acusación.
Mariel B., una de las titulares de una ferretería de la zona norte que cayó en el timo, le contó a La Capital que la maniobra fue perpetrada el pasado 7 de diciembre, cuando se presentó "un tal Alfredo, quien vino en nombre de la empresa con un cheque de 28 mil pesos" con intenciones de comprar materiales.
Según explicó, el comercio le pidió todos los requisitos correspondientes que se necesitan para abrir una cuenta. Sin embargo, notó que las las referencias presentadas "eran inventadas, al igual que los teléfonos y el documento de identidad".
Sin embargo, a la hora de realizar la denuncia, esta firma se apoyó en la muestra caligráfica del cheque entregado y la persona que el estafador citó del banco, la cual "tiene buenas referencias".
"Somos una empresa de 40 años en la ciudad y a mí no me dan esa cantidad de cheques, evidentemente el banco está medido", deslizó la mujer.
La responsable de la ferretería se enteró de que había sido víctima de estafadores el pasado sábado, por el llamado de otro damnificado, quien la alertó sobre de la maniobra fraudulenta. "Ahora esperamos que se investigue, porque estos casos, como nos pasó en el caso de las tarjetas de crédito, siempre quedaban en la nada", indicó.
Por lo pronto, los investigadores estiman la empresa fue constituida en 2014 para llevar adelante estafas millonarias, ya que el banco le otorgó 1.850 cheques y ningún vendedor pudo cobrarlos. Hasta ahora, son 25 los perjudicados en Rosario y otros 15 en Buenos Aires.

Comentarios