La ciudad
Jueves 22 de Junio de 2017

El dueño del Café de la Flor vuelve a pedir una "probation" en el caso del bajista electrocutado

Ariel Scharf acepta su responsabilidad penal en la muerte de Adrián Rodríguez a cambio de tareas comunitarias. Su pedido fue rechazado en primera instancia y ahora recurre a la Cámara de Apelaciones.

Ariel Scharf, titular del Café de la Flor, donde murió electrocutado Adrián Rodríguez, el bajista del grupo Raras Bestias, pidió nuevamente una probation, es decir un proceso en el que el acusado admite su responsabilidad en una cuestión penal a cambio de realizar tareas comunitarias.

La fiscal Valeria Piazza Iglesias, quien interviene en ese caso, dio detalles sobre la audiencia de segunda instancia que se llevó a cabo por este caso ocurrido en octubre de 2015.

En declaraciones al programa "Zysman 830", la funcionaria judicial dijo que "oportunamente se celebraron las audiencias preliminares para el explotador del Café de la Flor, para el electricista (Gabriel Campodónico) y para el funcionario público (Pablo Akerman). La causa contra el funcionario público va para un lado y el técnico y el dueño del Café de la Flor por el otro. Esas audiencias se celebraron. El inspector municipal está a la espera de fecha del juicio. Lo mismo ocurre con el electricista. En cuanto al dueño, su abogado pidió la aplicación de probation (suspensión del juicio a prueba), que fue rechazada en primera instancia y entonces recurrió con ese pedido ante la Cámara de Apelaciones de Rosario".

El trágico hecho ocurrió la madrugada del 12 de octubre de 2015. Adrián Rodríguez tocaba el bajo en la banda Raras Bestias y esa noche el grupo actuaba en el legendario boliche de Mendoza al 800. Alrededor de las 2, Rodríguez se acercó al micrófono y recibió una letal descarga de electricidad.

La muerte del joven músico puso otra vez en discusión las condiciones en las suelen organizarse recitales para las bandas locales de rock.

Comentarios