La ciudad
Miércoles 19 de Abril de 2017

El dueño del Café de La Flor pidió hacer una probation para evitar la cárcel

Lo planteó ayer en la audiencia preliminar de la causa iniciada por la muerte de un músico en 2015, tras recibir una descarga eléctrica

El dueño del Café de La Flor, donde en octubre de 2015 falleció un músico mientras actuaba tras recibir una descarga eléctrica, pidió ayer a la Justicia hacer una probation y así evitar una condena de prisión efectiva. La Fiscalía y la querella lo rechazaron y en una semana el juez de la causa definirá si lo acepta. El Ministerio Público de la Acusación solicitó una pena de 4 años y 10 años de inhabilitación para ejercer actividades comerciales. Para el electricista se reclamó pena de 5 años de prisión efectiva y diez años de inhabilitación para ejercer su oficio o cualquier otra actividad relacionada. aquí la defensa no opuso resistencia y quedó al borde del juicio oral.

Todo esto ocurrió ayer en la audiencia preliminar en los Tribunales en el marco de las causas que investiga las responsabilidades penales por la muerte de Adrián Rodríguez (30), bajista de la banda Raras Bestias.

El deceso ocurrió el 12 de octubre de 2015, durante una presentación en el Café de la Flor (Mendoza 682) tras recibir una descarga eléctrica a través de su instrumento.

En la audiencia que encabezó el juez Hernán Postma la fiscal Valeria Piazza Iglesias hizo las acusaciones contra Ariel Scharf, dueño del bar desde julio de 2015; y Fernando Campodónico, el electricista que había trabajado en el local. Sobre ambos recayó la acusación de homicidio culposo.

La representante del Ministerio de la Acusación reiteró que a su entender el empresario tuvo una actitud negligente e inobservancia de sus obligaciones como propietario del bar, ya que ese 12 de octubre el disyuntor había sido desconectado, generando una situación de riesgo.

Trabajo comunitario

Ante este planteo, la defensa del empresario solicitó acogerse a la figura de la probation, que implica la suspensión de juicio a prueba. En concreto permite al imputado evitar penas duras y en cambio hacer talleres, cursos o bien tareas comunitarias.

"Nos opusimos de plano a esa posibilidad, estamos pidiendo una condena por homicidio culposo con prisión efectiva porque entendimos que se actuó con negligencia manifiesta. No lo podemos aceptar bajo ningún punto de vista", dijo la fiscal Piazza Iglesias a LaCapital.

La representante del Ministerio Público de la Acusación fue más allá al comentar que a los imputados por la muerte del bajista de Raras Bestias "no se les aplicó la reciente reforma del Código Penal que entró en vigencia en enero pasado que agravó sanciones para determinados delitos ya que no se puede aplicar una nueva norma con efecto retroactivo".

El nuevo texto legal señala: "Será reprimido con prisión de uno a cinco años e inhabilitación especial, en su caso, por cinco a diez años el que por imprudencia, negligencia, impericia en su arte o profesión o inobservancia de los reglamentos o de los deberes a su cargo causare a otro la muerte".

Luego, los legisladores nacionales agregaron: "El mínimo de la pena se elevará a dos años si fueren más de una las víctimas fatales", lo que no opera para esta causa por haber un solo fallecido.

La normativa reformada incorporó además como novedad el concepto de "conducción temeraria" y los delitos de "conducción en estado de alcoholemia o bajo influencia de drogas", "conducción sin registro habilitante" y la "participación en una prueba de velocidad con un vehículo con motor", comúnmente denominadas "picadas".

En el caso del electricista Campodónico, la defensa no hizo planteo alguno, y quedó al borde de ser sometido a un juicio oral y público bajo la acusación de la Fiscalía: 5 años de prisión efectiva y diez años de inhabilitación para ejercer su oficio o cualquier otra actividad relacionada.

El juez Postma dispuso pasar a un cuarto intermedio. Dentro de cinco días hábiles, el miércoles próximo el magistrado dará a conocer su resolución sobre ambas responsabilidades penales.

Comentarios