La ciudad
Domingo 26 de Marzo de 2017

El día que barrio Corrientes se llenó de todos los colores

Los vecinos de esa calle, entre Garay y Rueda, se juntaron para pintar los frentes de sus casas. Fue la segunda jornada de pintura masiva.

Para los vecinos de barrio Corrientes este no fue un sábado más. Desde las 9 de la mañana muchos salieron de sus hogares para encontrarse y darle una lavada de cara al frente de sus viviendas en una jornada barrial de pintura.

   Con la idea de reforzar los vínculos entre la gente del barrio, mejorar el espacio público y la imagen de las casas y luchar contra la estigmatización y la marginalidad desde el conjunto y a través de la cultura, los vecinos de calle Corrientes, entre Rueda y Garay, tomaron los rodillos y la pintura y dedicaron toda una mañana a ponerle color al lugar donde viven.

   Este proyecto de cambiar la imagen de "Villa La Lata" ya tiene un tiempo gestándose y se cristalizó en el mes de noviembre cuando se ejecutó la primera jornada de "Intervención Pictórica por la Identidad de Barrio Corrientes", que dejó calle Paraguay, entre Deán Funes y Rueda, decorada con tonos como amarillo, lila, fucsia, verde y azul.

   Con la colaboración de Dante Taparelli, la Municipalidad de Rosario y la empresa Tersuave, los vecinos pudieron poner nuevamente manos a la obra y pintar los frentes de sus casas.

   Analía, que habita el barrio hace unos 27 años y ahora vive junto a sus hijos, contó que cuando Valeria Ansaldi, la vecina impulsora del proyecto, se acercó con la idea de pintar los frentes de las casas, no dudó en participar ya que había visto el trabajo que se había hecho en calle Paraguay.

   Con el frente de su vivienda pintado de un pintoresco fucsia, Analía contó que suele sumarse a este tipo de iniciativas, no solo porque embellecen el barrio si no porque también mejoran la convivencia con sus vecinos. "Cuando Valeria me invitó le dije que si y la verdad es que está quedando lindo.

   Como vecina también me involucro en actividades solidarias en otros barrios, a través de una asociación civil de la que formo parte, porque considero que nos tenemos que ayudar entre todos", comentó mientras supervisaba a sus pequeños hijos que colaboraban con la pintada.

   Durante la jornada de ayer se completaron tres cuadras de calle Corrientes que, sumadas a las que ya se hicieron en calle Paraguay, dejaron a una gran parte del barrio muy colorido, como una especie de "Caminito" en Rosario.

   Con la excusa de la "pintada", los vecinos aprovecharon para juntarse y compartir las pizzas que hizo uno de ellos o las tortas fritas que hizo otra. Además, estos nuevos contactos servirán para unirse en pos de canalizar distintos pedidos para mejorar Barrio Corrientes.

   El secretario de Gobierno, Gustavo Leone, estuvo en la pintada y señaló: "Estas iniciativas son muy importantes porque mejoran la imagen del barrio, lo integran más a la ciudad y permiten a los vecinos conocerse y juntarse para seguir mejorando el entorno".

Comentarios