La ciudad
Martes 26 de Septiembre de 2017

El Concejo exige que haya un destacamento

El presidente de la comisión de Seguridad, el concejal justicialista Diego Giuliano, recibió ayer por la mañana a vecinos del "barrio docente" preocupados por la ola de robos que se suceden continuamente contra los vecinos y en las 104 casas del barrio. "Cada una de las familias fue robada. Un barrio nuevo pero con problemas de otro siglo. A la falta de presencia policial se le suman  las dificultades con el transporte, la falta de iluminación y de servicios de telefonía. Están prácticamente incomunicados y aislados", sostuvo el edil de 1País. En relación a los problemas de inseguridad, el concejal cuestionó al gobierno santafesino al considerar que "mientras se espera la creación de las súper comisarías, los vecinos deben recurrir a comisarías en mal estado y sin recursos".

Para graficar el estado de situación, Giuliano mencionó que "la subcomisaría 2ª, a cargo de una de las zonas más grandes y populosas de la ciudad, y que brinda servicios para este barrio". Dijo que "no cuenta con una impresora para tomar las denuncias y los policías tienen que arreglárselas con chalecos vencidos y móviles que no funcionan, según manifiestan los vecinos". En una mirada más de fondo y en relación a las políticas de seguridad diseñadas por la administración provincial, el legislador local afirmó que resulta "una incógnita el plan de cuadrículas que sostiene el Ministerio de Seguridad y el nuevo ordenamiento y la orientación de la actividad policial, cuando hay barrios que parecen quedar aislados de cualquier mapa del delito".

Comentarios