Sin control
Jueves 30 de Junio de 2016

El Concejo al rojo vivo por las habilitaciones del laboratorio

Se suman los ediles opositores que exigen conocer qué inspecciones se hicieron en la planta de Alem al 2900

La explosión de una caldera en el Laboratorio Apolo (Alem al 2900) sigue generando polémica en el Concejo Municipal, donde hoy el tema será casi excluyente. Es que al pedido de informes de la concejala María Fernanda Gigliani, que quiere saber en qué condiciones estaba habilitado el lugar, se sumarán otros de Diego Giuliano y Jorge Boasso. El primero busca conocer si la planta había sido clausurada en diciembre de 2015 y si esa clausura fue levantada. El segundo, si la fábrica tenía vínculos como proveedor del municipio.

Así, a cuatro días de la explosión que sacudió al barrio Tablada y dejó en terapia intensiva a un vecino, el siniestro de Apolo empieza a generar más dudas que certezas en torno a las condiciones en que estaba habilitado el lugar. Máxime, teniendo en cuenta que contaba con múltiples denuncias por parte de los vecinos.

Giuliano anticipó ayer que hoy pedirá sobre tablas que se apruebe un pedido de informes en el que exige conocer si el laboratorio de calle Alem al 2900 fue clausurado el 9 de diciembre de 2015. Y de ser así, si esa clausura fue levantada.

El edil justicialista busca conocer también si se hicieron otras inspecciones en la planta.

Por su parte, Gigliani volverá a la carga con su pedido de que el municipio explique en qué condiciones estaba habilitado el comercio, ya que a su entender no podía estar funcionando en esa zona de la ciudad.

Por esas paradojas del destino, el municipio le había dado turno para hoy a Apolo para realizar la última inspección antes de viabilizar su pedido de renovación de la habilitación.

Según había consignado el mismo día de la explosión el subsecretario de Control y Convivencia Ciudadana del municipio, Guillermo Turrín, el laboratorio de Alem 2967 y el depósito de Amenábar 443 estaban habilitados para funcionar desde 1998, y en la actualidad estaban tramitando la renovación.

Más críticas. Otro que se sumó ayer a la polémica fue el concejal radical Jorge Boasso, quien remarcó que "hay denuncias sobre permisos vencidos en diciembre de 2011, clausuras a finales de 2015 y hasta el dato de que el laboratorio se encontraba en quiebra".

El edil también presentará hoy un pedido de informes y alertó sobre la posible "corresponsabilidad jurídica del municipio en la explosión".

Boasso busca que el Ejecutivo aclare sobre el estado de habilitación y su actividad, que se encuadra en un "uso no admitido" por el Código Urbano en dicho sector de la ciudad. Además, exigirá detalles de las inspecciones realizadas por parte de la Municipalidad de Rosario, desde su habilitación hasta la fecha del siniestro, incluyendo los resultados de las mismas.

"Queremos ser muy cuidadosos al momento de sacar conclusiones, es por ello que pedimos a la Intendencia que nos remita información urgente sobre el historial del laboratorio y si el mismo tenía o tiene en la actualidad vínculos como proveedor del municipio", precisó el concejal Boasso.

Sin medias tintas, alertó que "de resultar verídica la denuncia sobre la situación irregular del laboratorio, el municipio de Rosario sería responsable solidario por los daños ocasionados como consecuencia de la explosión. Todo esto de comprobarse que el mismo se encontraba en pleno funcionamiento, y proveyendo de mercadería al propio municipio, con habilitación vencida desde el año 2011", remarcó.

La diputada provincial Verónica Benas presentará hoy en la Legislatura un pedido de informes en el que busca conocer si Laboratorios Apolo S.A. contaba con la habilitación municipal para funcionar. La diputada de Pares también busca conocer si el laboratorio contaba con las certificaciones que otorga la Empresa Provincial de la Energía (EPE) para la utilización de calderas en establecimientos fabriles. La legisladora irá más allá y exigirá conocer qué tipo de actuaciones labró la empresa Litoral Gas S.A en relación a de qué modo se prestaba el suministro del fluido en el establecimiento.

Comentarios