EPE
Jueves 05 de Enero de 2017

"El comercio está muy enojado con la EPE, queremos saber cuál es el plan a futuro"

El titular de la Asociación Empresaria, Ricardo Diab, pidió que una vez concluida "esta situación circunstancial" se realice una "reunión seria" con la empresa.

El secretario de la Asociación Empresaria de Rosario, Ricardo Diab, dijo que los comerciantes del centro de la ciudad están "muy enojados" con la Empresa Provincial de la Energía (EPE) por los recurrentes cortes de luz, y llamó a mantener "una seria reunión" con representantes de la empresa para conocer "cuál es el plan exacto" a futuro para prevenir las interrupciones del suministro eléctrico.
"El comercio está muy enojado en líneas generales", indicó Diab en diálogo con LT3, y repasó la serie de "hechos fortuitos" que dejaron a los comercios del centro sin luz. Recordó que el año se inició "con una máxima que rompió un cableado y dejó fuera de servicio una zona importante, fue una circunstancia fortuita. Ahora pasó esta gran tormenta que anegó muchas de la cámaras subterráneas en el centro, que es una circunstancia atendible".
"En la sumatoria de hechos da como resultado que hay comercios que se ven afectados y quedan sin energía con una periodicidad muy constante", remarcó.
Diab indicó que la Asociación Empresaria tiene "diálogo permanente con la empresa. Nos dicen que están haciendo su mejor esfuerzo, que se están movilizando".
"Creíamos que con las obras que se hicieron en distintos lugares de la zona céntrica estaba todo resuelto, pero todavía no está conectado en algunos lugares a la nueva red, todavía no se terminó", sostuvo, por lo que evaluó que "terminada esta situación circunstancial debemos tener una seria reunión con las autoridades de la EPE para que realmente, una vez más -y hace años que lo venimos pidiendo-, nos puedan decir cuál es el plan exacto, cómo es el futuro, algo tiene que cambiar".
Y añadió: "Queremos saber cuál es el proceso definitivo de esta nueva gestión y a qué nos vamos a atener".
Además, consideró que los comerciantes no deberían tomar con naturalidad el hecho de tener que adquirir un generador para su negocio, más allá de quienes lo necesiten como respaldo imprescindible en caso de un corte eventual. "El que tiene que tener un generador por las dudas es aquel que manipula productos perecibles, pero el común denominador de la gente no tiene por qué tener un generador. Un comercio común puede estar dos o tres horas sin luz por alguna circunstancia eventual, no debería necesitar un generador", concluyó.

Comentarios