La ciudad
Viernes 21 de Julio de 2017

El cierre de la Ansés de Sarmiento y Rioja afecta a mil personas por día

Es la cantidad de gente que iba cada jornada a hacer trámites de seguridad social. Se armó un plan de contingencia, pero no es suficiente

El cierre provisorio de la oficina de la Ansés en el microcentro a raíz de un incendio impide la atención de mil personas por día que acudían a esta delegación a realizar distintos trámites de seguridad social. La sucursal de calle Sarmiento y Rioja no atiende desde el 15 de junio y permanecerá así hasta fin de agosto, afectando unos 55 mil trámites. "Estamos muy preocupados por la dimensión de atención que tiene esta oficina, es la más importante del interior del país", admitió el titular de la Ansés Litoral, Sebastián Mastropaolo.

El funcionario nacional aclaró que se diseñaron modalidades alternativas de atención en otras dependencias, pero de inmediato reconoció: "Por su magnitud es imposible suplirla al ciento por ciento".

El titular regional del organismo destacó que el incidente ocurrido a mediados del mes pasado fue grave. "Tuvimos un siniestro importante, hubo una sobrecarga que incendió el panel de control de todo el edificio. Generó un daño muy importante", remarcó por La Ocho.

El funcionario destacó que la decisión de las autoridades nacionales de la Ansés "fue reestructurar a nuevo toda la instalación eléctricas con las condiciones que hoy necesita un edificio público".

"También se resolvió —continuó— mantener el trabajo sobre todo en los nuevos ascensores que se están colocando. Hace 20 años que los ascensores en el edifico no funcionaban correctamente. Ahora se están instalando a nuevo".

Mastropaolo confirmó que la dependencia del microcentro va estar en obras hasta el 30 de agosto. "No podemos acelerar más el proceso porque el daño por el incendio fue importante. Hay que tener en cuenta que son tres pisos, más el cuarto donde está el Ministerio de Trabajo (de la Nación), y eso genera una dinámica de actividad muy fuerte, pero también necesitamos controlar todas las medidas de seguridad pertinentes para un organismo público", fundamentó.

En ese marco, el funcionario de Cambiemos sostuvo: "Estamos muy preocupados por la dimensión de atención que tiene esta oficina, es la más importante del interior del país".

Al respecto, precisó que "a Rosario Centro entraban mil personas por día para realizar diferentes trámites", entre jubilaciones, pensiones, asignaciones universales por hijo y planes Progresar.

Para atenuar el impacto de este déficit de atención, Ansés dispuso métodos alternativos para Rosario. "Tenemos unidades móviles en distintos puntos de la ciudad, la semana próxima vuelve por tres semanas el Estado en tu Barrio para colaborar con este accionar y hemos redistribuido a los agentes a las diferentes unidades", indicó.

Mastropaolo agregó que se sumaron "contraturnos y atención por la tarde" en las otras sedes de la Ansés en Rosario. "Pero al ser ésta la oficina más grande del interior es imposible suplirla al ciento por ciento. Estamos haciendo un trabajo muy fuerte para que esta demora sea mínima y rápidamente volver a una oficina aggiornada como Rosario se merece", sumó.

Malestar gremial

Mientras tanto, desde la Asociación del Personal de los Organismos de Previsión Social (Apops), la delegada María del Carmen Méndez señaló: "Estamos desconcertados y sentimos incertidumbre porque tenemos que ir a otras oficinas, sin la infraestructura adecuada, computadoras, escritorios".

"Queremos —siguió— hacer un llamado a la reflexión a los ciudadanos de Rosario porque el maltrato es también para ellos. A las jóvenes madres de la Asignación Universal, a los adultos mayores con este clima frío, ellos no se merecen eso".

La referente gremial participó del acto público realizado el miércoles en el centro de la ciudad para "exigirle a las autoridades de Ansés que, de una buena vez por todas, por el bienestar del pueblo rosarino, abra las puertas de la dependencia".

Comentarios