La ciudad
Sábado 01 de Abril de 2017

El aumento del 25 por ciento sedujo a todos los estatales, menos a los docentes

Las asambleas de delegados rechazaron la propuesta del gobierno provincial y anunciaron paros para el miércoles y jueves próximos.

Horas antes de que la ministra de Educación, Claudia Balagué, anunciara la extensión del ciclo lectivo hasta el 22 de diciembre, los gremios docentes le habían asestado un duro golpe a la administración de Miguel Lifschitz. Las asambleas de ambos sindicatos, tanto el que nuclea a los maestros públicos como a los privados, Amsafé y Sadop respectivamente, rechazaron la oferta de suba del 25 por ciento y lanzaron un paro de 48 horas para el miércoles y jueves de la semana próxima.

En el marco del plan de lucha resuelto ayer en la ciudad de Santa Fe, los maestros se movilizarán frente a la sede del gobierno provincial en Santa Fe el próximo miércoles y dejaron en suspenso un paro de 48 horas para la segunda semana de abril. Esto último, en caso de que la administración santafesina no vuelva a convocarlos a la mesa paritaria para mejorar el ofrecimiento salarial formulado el pasado lunes, el tercero en el marco de la paritaria y consistente en un 25 por ciento de aumento, similar a las ofertas realizadas a los agentes estatales y municipales de la provincia, que ya aceptaron sendos ofrecimientos.

En tal sentido, los caminos hacia una solución al conflicto no parecen ser muy simples. La ministra anunció ayer que convocará a los docentes una vez que culminen los paros de la semana próxima, pero adelantó que esas reuniones "serán informativas". Así, le cerró la puerta a alguna posibilidad de modificar la propuesta del 25 por ciento, que fue aceptada por todos los gremios menos los docentes.

En números

Según los guarismos difundidos al concluir pasado el mediodía de ayer el plenario de delegados de la Asociación del Magisterio de Santa Fe, 23.738 docentes oficiales de los 31.643 que votaron en toda la provincia se pronunciaron por el rechazo de la propuesta oficial en la asamblea provincial que presidió en la céntrica sede gremial capitalina la secretaria general Sonia Alesso. Por la aceptación de la oferta gubernamental sufragaron 6.716 maestros. "Fue un resultado contundente", resumió la también líder de la confederación nacional Ctera.

Alesso consignó que la propuesta "ha sido considerada masivamente (el 75 por ciento) como una oferta que no contiene la demanda salarial de los docentes". Y consideró que el debate se dio en un marco "bastante particular", ya que a su entender "hubo una ofensiva del gobierno para que se aceptara" el ofrecimiento oficial.

"Lo hemos visto en las redes, en los correos particulares, cómo se convocaba a participar de nuestras asambleas", sostuvo la titular de Amsafé.

Al evaluar los motivos del "contundente" rechazo a la oferta salarial, señaló que por un lado "no cubre lo que nosotros consideramos una pérdida del poder adquisitivo de los salarios producido en 2016, que osciló entre el 8 y el 10 por ciento. No se tomó en cuenta lo que se discutió en las comisiones técnicas", se quejó la sindicalista.

Además, la dirigencia gremial insistió ayer con otro de los argumentos esgrimidos al término de la reunión paritaria desarrollada a principios de semana en la capital provincial, en el sentido de que el 25 por ciento ofrecido a los gremios docentes impacta un 22 por ciento en los sueldos de bolsillo de los maestros porque es calculado sobre el monto que paga la provincia, sin contabilizar el Fondo Nacional de Incentivo Docente (Fonid) aportado por la Nación.

La Asamblea provincial de Amsafé resolvió además "participar activamente de la Jornada Nacional de protesta a 20 años del asesinato del compañero Carlos Fuentealba", que será el martes próximo, como así también "en las distintas actividades enmarcadas en las jornadas de lucha convocadas por nuestra entidades nacionales Ctera y las dos CTA".

Comentarios