La ciudad
Miércoles 17 de Mayo de 2017

Detuvieron a una familia de carreros que se resistían a entregar el caballo

Los liberaron tras una manifestación que cortó Francia a la altura de Seguí. "Mi carro es toda mi vida", dijo uno de los trabajadores detenidos.

Una familia de carreros fue detenida por resistirse a que les secuestren el caballo y el carro con el que se encontraban trabajando en Avellaneda y Quintana. Varios carreros y representantes de movimientos sociales exigieron frente a la comisaría 18ª la liberación de las cuatro personas, lo cual finalmente se produjo horas después. Los detenidos aseguraron que sufrieron maltrato policial.
La actividad de los carreros está prohibida por ordenanza desde el 1º de mayo, cuando comenzó a regir el fin de la tracción a sangre en toda la ciudad, aunque la transición es muy lenta y polémica, con repetidos episodios similares al que se registró hoy.
"Los trajeron como delincuentes, los esposaron", se quejó una muchacha que vio como se llevaban presos a su padre, su madre, su hermana y un primo. "También se lo llevaron a mi primo porque zapateó porque la maltrataron a mi mamá, le daban con la escopeta en la espalda porque no se podía subir a la chata", aseveró.
Dijo que "los trataron como delincuentes. No se tenían que llevar el carro, se tenían que llevar el caballo nada más, por eso mi mamá se resistió".
Una vez liberado, el padre esgrimió: "Yo quería mi carro, mi carro es toda mi vida. Yo cuando lo compré me salió 2.100 australes".
"Yo el caballo lo entregaba, pero quería el carro", dijo.
Mónica Crespo, del Movimiento de Trabajadores Excluidos, sostuvo que "la ordenanza no dice que se puedan llevar el caballo o el carro, mientras se realiza el reordenamiento de los recolectores informales tienen que dejarlos trabajar".
"Esa fue una decision inapropiada de la intendenta", dijo acerca de la detención de los carreros en actividad.
Para Juliana Muchiut, de una agrupación de cartoneros, "la real discusión es sobre quién es el dueño de la basura hoy en Rosario. Entendemos que la Municipalidad trabaja con empresas privadas y el compañero también labura con la basura, pero no podemos hacer que los carreros vayan a pelear con las empresas privadas, como quiere hacer la Municipalidad".
Desde la Confederación de los Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) anunciaron que en la comisaría 18ª habían detenido a cuatro carreros "sólo por trabajar", lo que motivó una movida por la liberación de los detenidos que incluso llevó a cortar Francia casi Seguí.
"Control urbano haciendo operativos para sacarles los caballos y los carros", dijo Victoria Clerici, del CTEP, quien señaló que cuando los "trabajadores se resisten son detenidos bajo la figura de desacato a la autoridad".

Comentarios