La ciudad
Jueves 05 de Octubre de 2017

Detuvieron a otro hombre por falsas amenazas de bomba

Tiene 56 años y se lo investiga por varios hechos similares, uno de ellos a la sede de la Gobernación. Le encontraron celulares, chips y un arma calibre 22

Un hombre de 56 años fue detenido por estar acusado de ser el responsable de una falsa amenaza de bomba en la sede del gobierno provincial en la ciudad. Esta acción se encuentra inscripta en un proceso de investigación judicial por un episodio que ocurrió el 14 de septiembre pasado, en este edificio ubicado frente a la plaza San Martín.

Los allanamientos se desarrollaron ayer en la zona de avenida Pellegrini al 6700, a través de efectivos de la Policía de Investigaciones. Según confiaron desde el Ministerio Público de la Acusación, en ese lugar se detuvo al sospechoso, a quien se le imputarán diferentes delitos, debido a que se encontró en su poder un arma de fuego calibre 22, numerosos chips y varios teléfonos celulares.

La policía arrestó a Adolfo G., de 56 años, en su domicilio particular, y en ese mismo momento le secuestraron material de interés para la causa. Entre esos elementos, confiaron que encontraron la línea desde donde se realizó la llamada telefónica que advertía sobre la presencia de un artefacto explosivo en la sede de la Gobernación.

En la causa actúa el fiscal Gustavo Ponce Asahad, quien con la información recogida ya estaría en condiciones de realizar una imputación por intimidación pública y tenencia de arma de fuego, sin el correspondiente permiso.

De acuerdo a lo que deslizaron fuentes judiciales y del Ministerio de Seguridad, esta acción se podría realizar en los próximos días, a través de la audiencia imputativa. En tanto, se conoció que el detenido cuenta con otras dos causas, en trámite en el nuevo sistema, por amenazas y usurpación.

Además, Fiscalía confirmó que se lo investiga por ser el autor de otros llamados de falsas amenazas de bomba a distintas instituciones de la región.

Vale destacar que este arresto se enmarca en la determinación de realizar investigaciones para dar con los culpables de realizar falsas amenazas de bomba en distintas instituciones educativas de la ciudad.

Debido a la gran cantidad de hechos que se multiplicaron en los últimos meses, y que atentaron contra el normal desarrollo de clases en muchas escuelas rosarinas, que tuvieron que evacuar las instalaciones tras cada llamada, la Justicia decidió actuar con paso firme, y en los casos que pudo dar con los responsables, llevó adelante detenciones.

En algunos hechos, se detuvo a los padres de alumnos de colegios que recibieron estas falsas amenazas, debido a que las líneas telefónicas con las que se realizaron los llamados estaban a sus nombres.

Ahora, la Justicia sigue este camino para establecer casos ejemplificadores, y que la cantidad de este tipo de episodios se reduzca al máximo posible.

Escuelas, instituciones y comercios

Las falsas amenazas de bomba representan una inquietante problemática que se multiplica en otras ciudades del país, y además, no sólo se repite en establecimientos educativos, sino también se está trasladando a otras instituciones y centros comerciales. El lunes pasado, la policía recibió un llamado sobre un local ubicado en la peatonal Córdoba, entre Sarmiento y Mitre. El operativo alteró la fisonomía habitual del microcentro rosarino.

Comentarios