La ciudad
Martes 04 de Abril de 2017

Detectaron a una fiscal que iba conduciendo alcoholizada

Se trata de Valeria Haurigot, de la Unidad Investigación y Juicio. El ministro de Justicia dijo que "debería ser juzgada a través de un jury"

Un operativo de alcoholemia le dio positivo a una fiscal rosarina. El procedimiento, realizado el domingo a la madrugada en la localidad de Funes, arrojó que la funcionaria judicial ostentaba 1,2 gramos de alcohol en sangre, más del doble máximo permitido, por lo que se le retiró la licencia de conducir y terminó con el auto remitido al corralón. Más allá de la grave falta en sí misma, por tratarse de una fiscal el hecho disparó la polémica. Por un lado, sobre si su conducta debería ser enjuiciada y no sólo sancionada como infracción de tránsito, opinión que sostuvo nada menos que el ministro de Justicia, Ricardo Silberstein. Por otro, la referente de Compromiso Vial por Ursula y Carla, Mónica Gangemi, definió a la falta "ética y moral" como "gravísima" y "todo un bochorno", a la vez que exigió que la funcionaria no quede jamás a cargo de ningún caso que involucre a un accidente vial.

Desde el Ministerio Público de la Acusación, la respuesta acerca de si cabría investigar el hecho que protagonizó la fiscal Valeria Haurigot fue que no se trata de ningún "tema oficial", ya que el episodio "no tuvo relación" con el "desempeño laboral" de la funcionaria.

"Si hubiera sido cumpliendo funciones o cometido otro tipo de falta en relación a su trabajo se evaluaría", explicaron las fuentes judiciales.

En cambio, la fiscal —de la Unidad Investigación y Juicio— "se sometió a proceso como cualquier persona y pagó las multas", detallaron, por lo que pudo recuperar su vehículo.

Más del doble

El incidente se produjo cuando un operativo de la Central de Operaciones de Emergencia (COE) y Tránsito sobre la calle Tomás de la Torre de la ciudad de Funes (y no sobre la ruta 9, como circuló inicialmente) interceptó el auto que venía manejando la fiscal tras salir de un casamiento.

Al hacérsele la prueba de alcoholemia, el resultado dio positivo: 1,2 gramo de alcohol por litro de sangre, cuando el máximo permitido al volante es de 0,5.

Aun así, "en ningún momento" Haurigot "hizo mención a su condición de fiscal a los agentes que intervinieron" en la prueba, aseguraron desde Fiscalía, por lo que definieron a lo ocurrido como un "procedimiento normal" aplicable a cualquier ciudadano.

"Grave inconducta"

Lejos de esa posición, el ministro Silberstein sostuvo que el hecho constituyó una "grave inconducta", que evaluó debería "ser juzgada" a través de un "jury de enjuiciamiento" contemplando "las condiciones y la situación".

Y aunque declinó opinar sobre una eventual sanción, sí consideró que a los fiscales y jueces "se les debe exigir un estándar de conducta muy elevado". Tanto, por ejemplo, como el que le podría caber a un magistrado que exhibiera un "problema de adicciones".

Compromiso

Otra voz que se escuchó fuerte sobre el tema fue la de Gangemi, una histórica luchadora contra el alcohol al volante después de la muerte de su hija Ursula Notz en el accidente que protagonizó en 2005 Matías Capozucca, mientras conducía en estado de ebriedad.

Para la militante, "lo grave es la falta ética y moral" de una fiscal de la provincia, que es "quien tiene que acusar" justamente a los que circulan con alcohol en un vehículo.

Y lo peor de todo, aseguró Gangemi, es que "podría haber matado a una persona: lo demás es anécdota".

También aseguró que, más allá del caso puntual, conductas como la de la funcionaria integrante del Ministerio Público de la Acusación "ayudan a entender" por qué en la provincia y el país no se aprueba una ley de "alcohol cero" al volante.

"Un fiscal es la representación del derecho y la ley, y debe defender el interés de los santafesinos", afirmó, por lo que definió a la falta de Haurigot como "bochornosa".

En consecuencia, Gangemi pidió que, cuanto menos, la fiscal no pueda quedar involucrada en ninguna investigación de hechos relacionados con la seguridad vial.

"Lo grave es la falta ética y moral de una fiscal de la provincia... podría haber matado a

una persona"

Comentarios