La ciudad
Domingo 09 de Abril de 2017

Desde mayo, la ciudad tendrá un nuevo sanatorio con 130 camas

Es el Hospital Privado de Rosario, construido a nuevo donde estaba el Ferroviario. Tendrá la máxima tecnología de la región y un helipuerto.

Rosario contará a partir del mes próximo con 130 nuevas camas de internación, además de varios quirófanos de última generación y un helipuerto. Es que finalmente será inaugurado el Hospital Privado de Rosario (HPR), que comenzó a construirse en febrero de 2013 y ya tomó forma definitivamente.

   Tras cuatro de años de remodelaciones, los más de 16 mil metros cuadrados de obras ya están casi listos y comenzaron las pruebas de equipos clave para atender a los pacientes, que ya están instalados en su totalidad. De este modo, la llamada Red Integrada de Salud de Grupo Gamma sumará un eslabón que contará con prestación de servicios polivalentes de alta y baja complejidad. En este sentido, el HPR representará una mejora en el acceso a los servicios de salud de Rosario y la región.

   "Inaugurar este edificio es una de las sensaciones más gratificantes, no sólo por la magnitud de la obra, sino por la actualización tecnológica y la oferta sanatorial que brindará. Es un sueño cumplido", dijo el presidente del Grupo Gamma, Mario Tourn, al recorrer el emprendimiento con La Capital. El médico añadió que la inauguración del HPR requiere que se desocupe el Sanatorio Los Arroyos (otro eslabón del grupo) desde donde también se trasladarán diferentes elementos. No obstante, este último centro asistencial no desaparecerá (ver aparte).

   El predio llama la atención por sus grandes espacios, la luminosidad omnipresente, el moderno mobiliario y el concepto de desarrollo que, en materia médica, mantiene a los pacientes a resguardo de infecciones y cualquier contacto con el entorno, que pueda afectarlos. Las áreas de cirugía y cuidados críticos así lo evidencian. Allí hay zonas especiales para el movimiento del personal, que nunca tomará contacto con los enfermos en condiciones que puedan afectarlos, entre otras cuestiones.

   El edificio tiene 11 plantas (9 pisos, planta baja y subsuelo) y la construcción demandó la remodelación de 8.239 metros cuadrados (93,52 por ciento del antiguo Hospital Ferroviario, Roca 2440), la demolición de 571 metros cuadrados y la expansión adicional en 8.235 metros, sumando así un total de 16.474 metros cuadrados de superficie construida.

   Dentro de este enorme espacio, el sanatorio dispondrá de 110 camas de internación de piso y 20 de cuidados intensivos (en terapia intensiva y unidad coronaria), cinco quirófanos y 24 consultorios médicos.

   También contará con servicios centrales de diagnóstico por imágenes de alta complejidad, diagnóstico y tratamiento endovascular, quimioterapia oncológica y diálisis. Por otro lado, tendrá alta complejidad en cardiología y cirugía cardiovascular, neurología y neurocirugía, traumatología, trasplantes y cirugía general.

De punta   

Con este equipamiento de tecnología de punta, el centro asistencial brindará atención de urgencias y emergencias las 24 horas, incluyendo la disponibilidad de un helipuerto para recibir pacientes con suma urgencia de atención.

   La estructura y el diseño del HPR se desarrolló de acuerdo a normas nacionales e internacionales, según las necesidades actuales en el ámbito de la salud y con instalaciones que permiten el cuidado del medio ambiente a través del uso responsable de los recursos naturales (ver aparte).

   Con respecto a la idea general de funcionamiento, "el concepto de Hospital Privado combina lo mejor de dos mundos: la infraestructura y tecnología de punta propia de la medicina privada y el trabajo en equipo en servicios médicos característico de los efectores públicos", dijeron los responsables del empredimiento que en pocas semanas será parte cotidiana de la ciudad.

Comentarios